Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

De casa Cuéntame a apartamento con estilo

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

El proyecto que presentamos nos lleva hasta la ciudad alemana de Stuttgart. Allí, una casa familiar con más de setenta años de antigüedad fue sometida a una importante reforma que cambió totalmente su aspecto y su funcionalidad. La casa era una construcción típica de las afueras, construida en el año 1938 con la fachada revestida en madera. Durante los primeros treinta años desde su construcción, la casa se mantuvo intacta hasta que en 1970 se proyectó una mejora en el aislamiento térmico de las paredes exteriores, con el fin de reducir el consumo de energía. Otros treinta años después, en el año 2000, se llevó a cabo una pequeña actualización de la cubierta, pequeños detalles que, sin embargo, no cambiaron el espíritu de la misma. 

Es en 2010 cuando la casa cae en manos del estudio de Arquitectos Holzer que planean una completa transformación: de una casa modesta y poco llamativa a un hogar moderno y sofisticado. Veamos el antes y el después de esta casa de los años treinta. 

Antes: un salón cuéntame en versión alemana

Papel de pared, cortinas de encaje, tonos tierra, muebles que más que antiguos son viejos y una chimenea de carbón. Así era el interior de esta casa alemana, construida en la década de 1930 y fragmentada en pequeñas habitaciones. Un espacio que, si bien tiene un punto acogedor, también tiene cierto aroma rancio y pasado de moda. En definitiva, un interior que estaba pidiendo a gritos un cambio de cara…

Después: espacios abiertos y muebles de diseño

Aunque parezca imposible, nos encontramos exactamente en el mismo punto de la casa que mostrábamos en la primera fotografía. Si bien algunos tabiques han sido demolidos, combinando la cocina con el salón, y la ventana se ha convertido en un cerramiento de vidrio completo, que amplia la luminosidad del espacio interior. El color triste y oscuro que predominaba en la habitación antigua ha dado paso a un espacio diáfano, luminoso y con muebles de diseño como las sillas blancas Eames o la Lounge Chair que vemos en primer término, también de Ray y Charles Eames.  

Antes: un exterior que pasa desapercibido

Desde la calle esta casa es una más. Sin ningún tipo de pretensión, esta construcción se integra en el paisaje urbano, tratando de pasar lo más desapercibida posible. Si bien es cierto que esta casa, cuyo exterior no ha sido modificado en los últimos ochenta años, debió verse muy moderna e innovadora cuando se inauguró. Sin embargo, su aspecto no ha envejecido bien y requería sin duda de una reforma en profundidad.

Después: una fachada llamativa

La transformación de la casa es espectacular. De un exterior de madera, tan típico de las casas alemanas de principios del siglo XX, pasamos a una superficie de cemento liso, acabado y pintado con un tono oscuro, casi negro, moderno y muy llamativo. Los cambios no responden solo a una cuestión de estética, también de funcionalidad. Así, una parte del antiguo jardín se ha destinado a la creación del garaje, dejando el espacio entre este y la casa como terraza. 

Antes: un jardín con poco uso

La reforma también tuvo en cuenta los usos de la casa. El jardín, aunque pueda parecer una extensión muy apetecible en medio de una ciudad, no se utilizaba y se había convertido en un espacio descuidado al que no se le sacaba demasiado provecho. El proyecto lo tuvo en cuenta y eliminó una parte del mismo, cediéndola para el garaje y convirtiendo el resto en una moderna terraza que veremos a continuación. 

Después: una elegante terraza

Al colocar la terraza entre el muro del garaje y la casa se ha conseguido un espacio que garantiza la privacidad y que lo hace mucho más práctico que el  antiguo jardín. La nueva terraza se elevó por encima del nivel de la parcela anterior, permitiendo crear un gran área de almacenamiento. Por otro lado, se ha elegido un pavimento de madera para el exterior que le da un aspecto cálido, elegante y sofisticado. 

En definitiva, estamos ante la reforma de una casa que ha cambiado de arriba a abajo, modernizándose y respetando las nuevas necesidades de los propietarios actuales, así como las modas y los estilos que consideramos más adecuados hoy en día. 

Quizá pueden interesarte otros libros de ideas:

Antes y después: cómo convertir una ruina en una casa de diseño.

Antes y después: la reforma de una casa con aire marinero.

¿Qué te parece esta reforma?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!