Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Casas rústicas: 10 diseños que vuelven a los orígenes

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Vivir en una casa rústica tiene una impronta romántica y nostálgica. Uno busca aquello que ha dejado de lado, como los veranos en el pueblo de los abuelos; o lo que siempre ha deseado tener, como podría ser vivir en un ambiente campestre, lejos de los ruidos y las prisas urbanas.

Se trata de vivir entre paredes de piedra y madera, con muebles de tamaño contundente, donde la luz llena todos los ambientes y en los que las habitaciones -por lo general- son de gran superficie.

Si la casa es nueva y fue reformada al estilo rústico, tendremos vivienda para muchos años. Ahora bien, si se trata de una casa antigua, cabe tener en cuenta las continuas necesidades de mantenimiento, y en condiciones climáticas que no siempre son las ideales.

Nuestra casa rústica

Vista trasera de la vivienda: Casas de estilo  de DE DIEGO ZUAZO ARQUITECTOS
DE DIEGO ZUAZO ARQUITECTOS

Vista trasera de la vivienda

DE DIEGO ZUAZO ARQUITECTOS

En Cabanas, un pueblo de La Coruña, un antiguo hórreo (construcción para guardar alimentos) fue trasladado para edificar una vivienda de dos plantas, con un desnivel que se dirige hacia el mar.

La piedra, como corresponde a una casa rústica, fue utilizada para recubrir las paredes, y el techo de teja refuerza la idea de una casa con estilo campestre.

Una bonita estructura de madera recubre una de las esquinas de la construcción, y la poca presencia de ventanas en este frente contrasta con los amplios ventanales que se encuentran en la parte trasera de la finca.

Mezcla de estilos

Está bien que nos gusten los ambientes rústicos y con toques vintage, como es el aparador que conforma la isla central de la cocina. Pero tampoco conviene ser un fundamentalista de lo rústico, y no por ello vamos a utilizar electrodomésticos con varias décadas a sus espaldas.

Por ello, la cocina fue rehabilitada como nueva, con módulos de acero inoxidable, que hacen juego con una moderna nevera.

Pero el resto mantiene un bonito aire rústico, con la mesa cuya luz moderna establece un bonito cruce de épocas con el candelabro; o las lámparas que iluminan la piedra de las paredes.

El recuerdo de otras épocas

Vivienda unifamiliar en Wamba (Valladolid): Comedor de estilo  de ADDEC arquitectos
ADDEC arquitectos

Vivienda unifamiliar en Wamba (Valladolid)

ADDEC arquitectos

Una casa en Wamba, un pueblo de Valladolid, que desde afuera no tenía ningún motivo para llamar la atención, fue reconstruida como nueva en su interior. Ya quedaban pocas estructuras que podían rescatarse, y tanto el techo como los pisos fueron reformados como nuevos.

Pero lo que sí se ha salvado de la picota, e inclusive fue tratado para que brille en el conjunto, es un muro de piedra que sirve como cerramiento del salón, donde se permite dividir a este ambiente de la escalera que conduce a las plantas superiores.

El imperio de la madera

Otra excelente idea para reformar la casa con aires rústicos. Se trata de una cocina de dimensiones generosas, donde se equipó una isla central con las placas de vitrocerámica. Del otro lado, diversas cajoneras permiten guardar los enseres y el menaje de la cocina.

El color claro de las baldosas, que evoca a la tierra, contrasta con el marrón más oscuro del techo, iluminado con luces dicroicas. Y rodeando a la campana del extractor, cuelgan toda clase de ollas y sartenes de bronce, un bonito toque decorativo reforzado con flores silvestres y algunos adornos diseminados por la superficie de la cocina.

Clásica y moderna

La casa del tejado hasta el suelo. Becerril de la Sierra, Madrid: Vestíbulos, pasillos y escaleras de estilo  de Manuel Monroy, arquitecto
Manuel Monroy, arquitecto

La casa del tejado hasta el suelo. Becerril de la Sierra, Madrid

Manuel Monroy, arquitecto

Otra interesante mezcla de estilos, en una casa rural que de a poco va dejando paso al nuevo siglo. Detrás, en una pared de ladrillo vista, se han colocado relojes antiguos, velas y diversos adornos en aparadores de madera oscura.

Con este estilo rústico se mantiene la decoración de la mesa y las sillas que hacen juego, así como la encimera del costado, rodeada de plantas, una lámpara y diversos jarrones de cerámica.

En un primer plano, resalta un juego de sillones que, si bien son de líneas minimalistas, su composición de madera oscura y almohadones claros mantiene el cruce de estilos que predomina en este ambiente.

Cocinar como las abuelas

Una elegante composición para la cocina de una finca italiana, creación de la empresa siciliana Romano Mobili. Recuerda a las cocinas de las abuelas, por los módulos de madera que convergen en un horno de cubierta azulada.

El detalle de la campana del extractor es el toque rústico por excelencia, con la madera labrada por manos artesanales. 

Para no agobiar ante tanta presencia de la madera oscura, la pared fue decorada con azulejos de color crema, y en el centro de la misma, se ha colocado un barral para dejar colgados cucharones, pequeños jarrones y diversos elementos para cocinar.

Romanticismo en la habitación

Como decíamos, lo campestre tiene mucho de romántico. Por ello, no hay que desaprovechar la oportunidad, y aquí vemos cómo este dormitorio rústico conserva una estética que es ideal para pasar las mejores veladas.

El protagonismo, sin duda, es del hogar a leña que se encuentra en el centro de la pared, que mantiene las molduras y bajorelieves de yeso. Precisamente, conservar las molduras del techo también fue un acierto, bien combinadas con las vigas de maderas que lo sostiene.

En tanto, la estancia se integra con un gran sillón de mimbre, y un bonito juego de cama de colores claros, y hasta con almohadones con bordados de aves silvestres.

Pasado señorial

En México, como en otros países de Latinoamérica, hay grandes casas y mansiones rurales que no tienen nada que envidiarle a los palacios franceses o las grandes fincas campestres de España. Se trata de residencias construidas por poderosos terratenientes rurales o industriales, alejadas de los centros urbanos por intrincados caminos rurales.

Muchas de estas mansiones, conforme la familia fue creciendo y desintegrándose, se han perdido en el ostracismo. Pero otras han podido ser rescatadas y se han reciclado en imponentes construcciones, que mantienen el aire elegante y señorial con que fueron concebidas.

Este es el caso de esta residencia mexicana, reformada en estilo tradicional. Se trata de una vivienda dispuesta en forma de galería, con una gran entrada central, y con las estancias que se distribuyen en forma radial. La parte inferior presenta los salones nobles, mientras que en la superior se encuentran las habitaciones. La cocina y las dependencias de servicio, se ven en la estructura que se despliega la derecha.

En el lejano oeste

Casas de estilo  de Uptic Studios
Uptic Studios

Lucky 4 Ranch

Uptic Studios

En el corazón del Far West de Estados Unidos, en Idaho, se ha construido este rancho, no en vano llamado Lucky 4 Ranch, a imagen y semejanza de las antiguas casas rurales que han acompañado la colonización al oeste norteamericano.

La madera de pino, el árbol predominante de la geografía, ha servido para todo: paredes, techos, vigas, columnas, e inclusive, para el juego de mesa y sillas de este porsche.

Un lugar para contemplar atardeceres inolvidables, y si fuera posible, con los relatos de los lugareños sobre historias de pioneros, territorios inexplorados y la herencia indígena.

Britania manda

Casas de estilo  de CCD Architects
CCD Architects

La Falaise

CCD Architects

Y cerramos con esta espectacular casa rústica británica, ubicada en Guernsey, una pequeña isla del canal de la Mancha.

Con sus paredes de granito y su techo de paja, es el summum de la arquitectura campestre inglesa. La austeridad de las ventanas y sobriedad de sus líneas contrasta con el color amarillo de la puerta, así como el verde que rodea la finca.

Ocultos a la vista, esta residencia guarda en su interior una fantástica piscina cubierta y un gimnasio, entre otras dependencias. Un lugar donde uno se puede sentir como un auténtico lord inglés.

¿Qué sentimientos te mueven si pudieras vivir en una casa rústica como estas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!