Cómo convertir una ruina en una casa de diseño

homify.es homify.es
Google+
Loading admin actions …

Lo nuevo no tiene por que ser siempre lo mejor. Hay veces en las que la casa en la que crecimos con nuestra familia es el lugar en el que queremos criar a nuestros hijos. Sin embargo la idea de la casa que tenemos en mente no encaja con el diseño del viejo inmueble, ni con los espacios o con la terraza. 

Si queremos mantener a nuestros vecinos y el emplazamiento, renovar la casa familiar puede ser una opción ideal. Podemos renovar las viejas estructuras y adornar el interior. Hoy queremos enseñaros el magnífico trabajo que los arquitectos Lee+ Mir realizaron al reformar la casa de esta familia alemana. El inmueble, construido en 1959, fue meticulosamente restaurado en 2010, más de 50 años después. La transformación fue completa tanto en el exterior como en el interior. El resultado es equilibrado y armonioso, se nota que el cambio ha sido obra de un mismo equipo.  Os invitamos a pasear con nosotros por el interior de la vivienda, os mostraremos todos los rincones y las fotos del antes y el después para que podáis experimentar la transformación casi como si estuvieras allí.

El interior antes

El paseo continua y nos colamos dentro de la casa aun sin renovar. Los arquitectos tuvieron buen ojo al planear el futuro espacio abierto que asomaría entre los tabiques de la vieja casa. Os mostramos el resultado en la siguiente imagen. 

Un exterior deslumbrante

Los fotógrafos de Challenge GmbH retratan, con todo lujo de detalles, el ambiente que rodea a la casa durante el atardecer. La gran ventana a la altura del suelo con las puertas correderas abiertas, nos invita a entrar. La separación entre el interior y el exterior se deroga en la amplia terraza  que regala un espacio extra a la privacidad de los propietarios.

El interior después

En la planta baja se aloja una isla de cocina en blanco radiante y un salón de estilo minimalista. Se mantienen las vigas vistas al final de las pálidas paredes. Los marcos de puertas y ventanas son también oscuros para armonizar la estancia. 

Los muebles de diseño sobrio hacen que la atención se centre en las peculiaridades arquitectónicas. Al mirar hacia arriba el resultado es increíble: se nos permite curiosear en el espacio entre los dos niveles de la casa, observando la combinación de las alturas y rematando el viaje en el piso superior.

La zona de estar antes

Esta imagen nos descubre lo integral que fue la renovación de la vivienda. Las ventanas, el suelo, el techo, las paredes y todo aquello que queda entre estos elementos es actual, producto del nuevo diseño.

la zona de estar después

El recién remodelado salón es sin duda uno de los ganchos de la casa. Acogedor y elegante parece que nos invita a relajarnos. Desde el espacioso sofá las frías tardes de invierno se harán más llevaderas para los inquilinos. 

Con la intención de aportar calidez al salón se introducen elementos naturales, como las plantas o la madera que asoma por debajo de la chimenea.

El cuarto de baño antes

Antes de la reforma el baño no era precisamente el imán de la casa. Las baldosas y la bañera en tonos verdes no aportaban fuerza y la estancia se veía anticuada. Era obvio que el baño también necesitaba una reforma completa.

El cuarto de baño después

Engalanado, el nuevo baño brilla con una luz especial. De estilo minimalista, como el resto de la casa, el contraste del blanco y el negro crea un ambiente singular. Los acabados en mate combinan a la perfección con los más relucientes. 

¡Una reforma acertada y sensacional! 

Si no has tenido suficiente, no te pierdas el antes y el después de una fábrica convertida en loft.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!