Cocinas de estilo  de Carolina Mendonça Projetos de Arquitetura e Interiores LTDA

Azulejos de cocina: 12 ideas de revestimientos con mosaicos

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

La cocina es una de las zonas de la casa que más colores admite sin ningún problema. Si nos hemos decidido a introducir azulejos como revestimiento de una o varias paredes… ¿por qué no hacerlo a través de pequeños mosaicos?

Hay un universo enorme de posibilidades de colores y combinaciones posibles: todos en el mismo tono, combinando dos o tres colores, etc. 

Como siempre, queremos servirte de inspiración y por eso te ofrecemos a través de este libro de ideas estas 13 propuestas de cocinas tan bonitas, todas ellas con revestimiento de mosaico en una o varias paredes.

1. Cocinas apasionantes

Atrévete a ir un paso más allá de los típicos colores de cocina y refleja tu personalidad a través de las tonalidades elegidas. Un revestimiento en colores rojos para la zona de la encimera, sobre todo si ésta es en color negro, para que consiga un contraste como el de la imagen.

2. Cocinas uniformes

En vez de buscar el contraste también puedes utilizar el mosaico como forma de homogeneizar la cocina, la imagen que ésta proyecta. Fíjate en cómo el color negro también puede ser una alternativa realmente favorecedora para una cocina, aunque sea un color que normalmente es descartado.

3. Creando estampados

Con los mosaicos también viene de la mano la posibilidad de crear estampados tan chulos como los de esta imagen. Aportan originalidad y movimiento a cualquier ambiente y crean una cocina con una marcada personalidad.

4. En una zona concreta

Puedes también introducir este tipo de revestimiento en una única zona de la cocina, como forma de diferenciarla visualmente del resto de los espacios.

5. Para delimitar espacios

Puedes usar una cenefa de un color distinto, dos o tres tonos por encima o por debajo del utilizado en el mosaico principal, para definir mejor el espacio. Así, no hace falta llevar este tipo de revestimiento hasta el techo, si no que se queda acompañando a la zona de encimera o similar.

6. Liso vs. estampado

Si tienes una cocina enfrentada como esta, es decir, que se divida en dos zonas de línea o en U, puedes optar por introducir paredes opuestas para remarcar esta distribución. En este caso se ha optado por una pared con un revestimiento liso brillante para la izquierda, y un revestimiento en mosaico estampado en blanco y negro para la derecha.

7. En pequeños detalles

También puedes añadir el revestimiento de mosaico en pequeños detalles como bordes de muros, en soportes de península, en huecos que queden libres…

8. El dinamismo del amarillo

Cocinas de estilo  de homify

Un color poco convencional pero lleno de energía y vitalidad. Hará de tu cocina un espacio muy personal y distinto, original y sofisticado. Combinado con negro y acero es siempre una buena elección.

9. Complementa

El mosaico no tiene porqué ir únicamente en las paredes y, como extensión, en huecos o detalles. Puedes introducirlo únicamente en la isla de cocina, en la península, en una zona fuera de la cocina abierta al resto del espacio… ¡Fíjate qué bonito queda!

Más inspiración en: Las 10 ideas más creativas para revestir la pared de tu cocina. 

10. Extensión hacia el suelo

Otra opción es alargar el acabado de las paredes hasta el suelo, utilizándolo también como revestimiento para el mismo. Cuidado con hacerlo en cocinas pequeñas o con poca luz. Eso sí, el resultado puede ser tan favorecedor como el de esta imagen.

11. Las bondades del mosaico

Cocinas de estilo  de Adoro Arquitetura
Adoro Arquitetura

Residência Freguesia – Cozinha

Adoro Arquitetura

Este tipo de material es perfecto para proteger tus paredes de la grasa, de la suciedad, de las marcas, de los vapores, etc. Además es un tipo de revestimiento mucho más sencillo de limpiar (un trapo húmedo y un quita grasa) que una pared normal.  

12. La luz

Por último, una buena iluminación que realce los contrastes de este tipo de material, siempre será la mejor aliada de la imagen de tu cocina. 

Encontrarás asesoramiento personal en cualquiera de nuestros diseñadores de cocinas.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!