Vestidores de estilo  de Rash_studio

Vestidores y armarios – 20 diseños para espacios pequeños

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Hay una pregunta interna que nos formulamos prácticamente todos los días cuando abrimos el armario: ¿qué me pongo hoy? Qué mejor manera de empezar el día que eligiendo cómodamente la ropa que nos vamos a poner. La ropa es como nuestra segunda piel, merece que le dediquemos un espacio apropiado y ordenado. 

Ya se sabe que el orden que mostramos en nuestro entorno rebela también nuestro propio orden interno. Y tratándose de la ropa, que es un elemento con alto riesgo de ser abandonado por cualquier lugar, qué mejor manera de cuidarla que con un espacio cómodo y práctico dedicado exclusivamente a ella. Pero no siempre se dispone del espacio y la capacidad de almacenamiento suficiente. Para estos casos, en el artículo de hoy de homify, te ofrecemos un amplio recorrido por diferentes diseños de armarios y vestidores para que te inspiren y decidas rápidamente cada mañana qué ropa ponerte.

1. Modelo camerino donde tú eres la estrella

Como si de un gran teatro se tratara, este diseño evoca la estética de los camerinos gracias a un espejo rodeado de luces que llama especialmente la atención, por encima de otros elementos como los cajones, cestas de mimbre, o cajas que imitan estilos de archivador. Una mezcla un tanto ecléctica pero con mucha personalidad. Para rematar el aspecto más glamouroso del espacio de las estrellas, añade sobre la mesa un pequeño organizador al descubierto en el que conservar tus mejores productos cosméticos.

2. Camuflado y a medida

Armarios a medida. Son la gran solución cuando la falta de espacio se hace apremiante. Además facilitan una distribución del resto de elementos mucho más coherente integrando todo el conjunto. Lo mejor de fabricar estos muebles a medida es que puedes elevarlos hasta el techo con lo que aún ganas mucho más espacio. Por otro lado, también puedes pedir varios módulos más personalizados, como una cómoda o un zapatero, que quedarán a juego con tu armario y le darán un toque de coherencia al estilo incomparable.

3. Un mueble muy versátil

Aprtamento en Diagonal Mar - Barcelona: Vestidores de estilo  de Pia Estudi
Pia Estudi

Aprtamento en Diagonal Mar – Barcelona

Pia Estudi

Hay muchos apartamentos en cuya distribución conviven la cocina, el salón y el dormitorio en un mismo espacio. No queda más remedio. Para estos casos, hay muebles que cumplen con la doble función de armario y mueble cama. Si además eliges un color que se complementa con el resto de elementos la jugada sale maestra porque minimizas el impacto visual que pueda provocar. Procura siempre elegir un modelo del tamaño adecuado para tu hogar y del tipo más práctico en función de la regularidad de su uso.

4. Para los amantes del orden

Hay quien necesita por encima de todo, orden. El diseño y la estética pasan a un segundo plano. Lo que prima es el acceso cómodo a las prendas y complementos, que todo esté perfectamente organizado y guardado en cada cajón, caja o estante. Es una forma muy respetable de hacerse la vida más cómoda. Si este es tu caso, no dudes en adquirir un set de organizadores para mantener en su sitio los complementos y accesorios más pequeños, como la ropa interior, los cinturones, los pañuelos, etc.

5. Vestidor a los pies de la cama

Situar el vestidor dentro del dormitorio es algo muy habitual. Pasar de la cama a la zona de almacenamiento acorta las distancias, tanto al vestirse como al desvestirse, no hay que pasar a otra estancia y todo resulta más cómodo y rápido. Coloca una alfombra esponjosa y suave en el espacio entre la cama y el vestidor para poder acercarse a la ropa descalzo al levantarse sin coger frío en los pies.

6. La eficacia de los armarios empotrados

Son los grandes especialistas en aprovechar los espacios reducidos. No sobresalen hacia el exterior, con lo que se genera un espacio extra que podemos aprovechar para guardar ropa y complementos para la próxima temporada. Si quieres optimizar al máximo el ahorro de centímetros, elígelos de esquina para hacer uso de los rincones de la habitación.

7. Cuando lo mínimo da lo máximo

Vestidores de estilo  de Olivier Olindo Architecte
Olivier Olindo Architecte

Dressing sous mezzanine

Olivier Olindo Architecte

En las grandes ciudades, en las que el metro cuadrado es carísimo, muchos profesionales y estudiantes habitan minúsculos apartamentos en los que hay que extraer literalmente el espacio de donde no lo hay. Afortunadamente, existen estructuras de muebles que proporcionan un almacenamiento suficiente a las necesidades básicas, incluso con algún que otro lujo. 

8. ¿Pared o armario?

Vestidores de estilo  de homify

Instalados en una de las tendencias actuales, nos encontramos con diseños de muebles minimalistas que esconden perfectamente su contenido tras unos paneles en los que hasta los tiradores han desaparecido. No hay constancia del mueble hasta que no desplazamos uno de sus paneles y nos encontramos la sorpresa de un elegante espacio para colgar y guardar tu ropa.

9. Enciende la luz

Vestidores de estilo  de Rash_studio
Rash_studio

Гардеробная

Rash_studio

Cuanta más luz introduzcas en tu vestidor, mejor. Suelen ser espacios interiores, por lo que no olvides poner varios puntos lumínicos en distintas partes. Siempre puedes optar por poner halógenos de techo, pero también por introducir, si tienes espacio suficiente, lámparas convencionales. La luz, junto con el espejo, serán los elementos necesarios para que tu vestidor luzca más grande y bonito. Combina estos consejos con colores de las paredes y de los muebles claros, ya que reflejarán la luz instalada y crearán también un efecto óptico de amplitud.

10. Perchas que salen de la pared

Si la economía es la administración de los bienes escasos, la creatividad es la virtud de hacer florecer grandes ideas de lugares insospechados. Como en este ejemplo, donde diferentes perchas colocadas aleatoriamente en la pared sirven para colgar todo tipo de prendas y complementos de una forma original y muy atrevida. También puedes instalar pequeños estantes a distintos niveles para colocar complementos como bolsos de diseño o simplemente tus zapatos.

11. Integrados en el salón

Aprtamento en Diagonal Mar - Barcelona: Vestidores de estilo  de Pia Estudi
Pia Estudi

Aprtamento en Diagonal Mar – Barcelona

Pia Estudi

¿Y si el salón fuera el mejor lugar para colocar este mueble? ¿Lo íbamos a desaprovechar? La clave está en elegir un modelo y un color que encajen perfectamente con el estilo y la decoración del resto de elementos, preservando el equilibrio entre todos ellos. Reserva un espacio en el interior para los abrigos; como el mueble estará más cerca de la salida, te resultará muy práctico almacenarlos en este mismo lugar.

12. Luces y color

VESTIDOR EN DORMITORIO PRINCIPAL.: Vestidores de estilo  de ERRASTI
ERRASTI

VESTIDOR EN DORMITORIO PRINCIPAL.

ERRASTI

Si algo no debe faltar en la zona de vestidor es un buen espejo y una iluminación apropiados. Fíjate en el efecto que produce la iluminación a ras de suelo en este diseño; sus dueños seguro que se visten cómodamente, sin perder detalle, de pies a cabeza. La combinación con los focos empotrados del techo constituyen una opción ganadora.

13. Retráctiles y deslizantes

Vestidor con zona de costura.: Vestidores de estilo  de Trestrastos
Trestrastos

Vestidor con zona de costura.

Trestrastos

Los muebles retráctiles simplifican mucho el almacenamiento y lo hacen más cómodo y sencillo. De una sola vez, extraemos todas las posibilidades referentes a la chaqueta que nos vamos a poner hoy, elegimos y volvemos a deslizar todo hacia dentro. Se cierra la puerta y hasta la próxima. Estas piezas son especialmente prácticas en los espacios más pequeños, donde su potencial os dejará atónitos.

14. Texturas

El dormitorio o vestidor también se puede personalizar con otro tipo de elementos y materiales. ¿Por qué no forrar las puertas con vinilos o papel pintado? Es una opción que cobra mucha fuerza según el motivo elegido, ya sea una imagen, fotografía, paisaje o motivo geométrico, como en este caso. Eso sí, como se trata de una elección llamativa, procura siempre que combine perfectamente con otros patrones del espacio.

15. Cada rincón es una oportunidad

No desaproveches ningún espacio, por muy pequeño que sea. Fíjate si no en esta imagen en la que el hueco de la escalera se ha convertido en un estupendo zapatero. Todo cuenta, y en decoración cada problema puede ser una oportunidad.

16. Diseño chic

¿Que tu estilo es brillante y glamuroso? ¿Por qué ibas a renunciar a él? Si lo que te gustan son unos tonos determinados, unas telas y unos colores, en ellos está tu identidad. Sé fiel a ella. El complemento estrella de este diseño es el banquito acolchado con patrón en diamante, perfecto para ponerte y quitarte los zapatos.

17. Acomódate adáptate y sé feliz

En muchos espacios abuhardillados, el plano inclinado de las paredes condiciona las posibilidades de almacenamiento. Según se miré también las simplifica porque obliga aprovechar dicha inclinación para adaptar la forma de los muebles. Y sin esperarlo se obtiene un resultado con un valor estético añadido.

18. Adiós a las puertas

Si quieres establecer una división entre tu cama y el espacio de almacenamiento, utiliza la tela para crear un cortinaje que separe ambos ambientes. En cuestión de telas, hay tantas posibilidades y texturas que será difícil no encontrar aquella que más te seduzca.

19. Amplía cuando llegue el momento

Con el paso del tiempo, puede que los muebles se nos vayan quedando pequeños. No hay mucho más espacio pero es necesario incorporar otros elementos que cubran nuestras necesidades. Añadir nuevos cajones o estantes siempre es una buena medida siempre y cuando mantengan y respeten el estilo que los rodea para no crear una distorsión visual o estética.

20. Confía en el blanco

El blanco es sinónimo de pureza, limpieza y tranquilidad. Es un valor seguro para un vestidor pequeño porque amplifica también el espacio. Su neutralidad hace que cualquier elemento añadido sea bienvenido.

¿Necesitas más inspiración para tu vestidor? Entra en este otro artículo.

¿A que no hay espacios pequeños y sí grandes ideas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!