Reformas de casas: Un ático de 70 m² en Madrid

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

70 metros cuadrados y 20 de terraza tiene el ático que descubrimos hoy a través de cuatro imágenes. Situado próximo al centro de Madrid, sus vistas son sencillamente espectaculares. Sin embargo, tenía un problema de origen: una distribución mal aprovechaba no le sacaba el máximo partido al espacio. El estudio Beriot, Bernardini Arquitectos ha sacado a la luz los puntos más interesantes de este apartamento a través de una reforma integral del espacio interior, que también busca contrarrestar los aspectos menos favorables. Este era el panorama inicial: el baño se encontraba en una esquina obstaculilzando el acceso a la terraza, el salón carecía de acceso directo a esta y la cocina estaba en el otro extremo de la casa, separada por un pasillo. 

El resultado tiene forma de un apartamento de tendencia escandinava. Espacios abiertos y llenos de vida, más proporcionados a la escala y conectados directamente con el gran espacio exterior. 

El salón

Una ventaza horizontal encuadra en horizonte y remarca el paisaje en el salón-cocina-comedor de esta vivienda. Se ha dado forma a un espacio abierto y fluido, donde diferentes usos conviven bajo un mismo techo. Encontramos al fondo la cocina, construida en la esquina y delimitada por un banco que encierra el espacio destinado a cocinar. Junto a ella, una mesa establece el  uso del comedor. Se le ha dado completamente la vuelta a la organización del espacio, con el fin de construir espacios que aprovechen al máximo la luz del sol, dato relevante teniendo en cuenta las orientaciones poco favorables. 

La cocina

Un lucernario marca el límite del antiguo salón antes de la reforma e incorpora luz al interior. Desde aquí, podemos observar el diferente tratamiento que se le da a los pavimentos en función de los usos. La cocina, de negro, se construye de manera económica, pero se introducen un par de detalles para dotarle de brillo y peculariedad. Hablamos de la campana extractora de Óscar Tusquets y una encimera poco habitual. Se trata de una cocina normal, donde se ha logrado un alto nivel de elegancia gracias a los colores y acabados. Como vemos, el lucernario se prolonga hasta el muro, permitiendo que una masa de luz bañe el interior. 

Un estor de cañizo cuelga del techo y esconde el cuarto de baño. Se ha construido separando los usos, de manera que encontramos el inodoro de manera indepentiente tras una puerta. El resto del espacio se encuentra tras esta cortina, que preserva la intimida pero a su vez deja que se intuya lo de fuera. 

El mobiliario

La línea de pilares marca el antiguo cerramiento, retirado ahora hacia atrás con el fin de ganarle espacio a la terraza y ampliar la zona de día. Se han dejado los pilares vistos, con su textura rugosa que evoca la corteza de un árbol. 

El mobiliario es el encargado de poner los acentos de color en un espacio de tonalidades neutras. Cada una de las piezas es diferente, pero especial. Encontramos aquí varios diseños que constituyen iconos del diseño industrial del siglo XX. 

La terraza

Un gran cerramiento de vidrio construye el límite físico entre el interior y el exterior. Sin embargo, la percepción es muy diferente. No se trata de una barrera, sino todo lo contrario. Se apuesta por un modelo que permite que el interior y el exterior fluyan de dentro a fuera. Para conseguir este efecto, el pavimento de la casa se prolonga hacia fuera y el de la terraza hacia dentro. Se utiliza un suelo flotante apoyado sobre una rejilla que recoge el agua de lluvia. Un filtro verde dota de privacidad a la terraza y además crea un fondo vegetal visible desde el interior. Por último, para favorecer la relación entre interior-exterior se ha optado por construir un cerramiento corredero. 

La terraza de un ático en Barcelona

Un loft en 28 metros cuadrados

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!