de estilo  de DIE BALKONGESTALTER

Balcón pequeño reformado – espectacular transformación

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Cualquier rincón de nuestro hogar puede transformarse en un espectacular foco de atención con los elementos adecuados. Eso es precisamente lo que ha ocurrido con este balcón de un apartamento de una coqueta ciudad portuaria que, tras una increíble transformación, ha dejado de ser un espacio gris y en desuso para convertirse en un espacio que aprovecha al máximo su potencial y es capaz de dejarnos sin palabras. Buenas dosis de creatividad, un mobiliario y accesorios apropiados y el toque de los profesionales en la materia dan como resultado un espacio lleno de contrastes, color, texturas y un diseño único. 

¿Estás preparado para conocer un cambio mágico? ¡Pasen y vean!

Antes: un espacio anodino y vacío

El aspecto que ofrecía este balcón no dejaba de ser el mismo que se repite en cientos de ciudades. Una composición sencilla, paredes blancas, algún que otro toque de vegetación sin demasiada importancia… El espacio pedía a gritos una intervención para convertirse en un rincón atractivo y lleno de posibilidades al aire libre. 

Antes: un espacio vacío y en desuso

El aspecto general del balcón tenía un cierto aire a abandonado. Los suelos estaban sucios y el paso del tiempo había causado estragos en una zona de la casa en la que, ni tan siquiera el toque verde de la maceta en el alféizar de la ventana arrojaba algo de vida. El cambio tenía que ser integral, una vuelta de 180º para transformar este balcón triste y en desuso en un lugar confortable, fresco y que invitara a sus propietarios a disfrutar de él.

Después: explosión de color y comodidad

No parece el mismo pero lo es. Aunque cueste creer que nos encontramos ante el mismo balcón, los elementos incorporados han obrado el milagro. Cada uno de los elementos que han colonizado el espacio juega un papel determinante, desde la alfombra que viste el suelo al mobiliario confortable salpicado de cojines, las mesas de centro o los accesorios decorativos que añaden el toque de alegría al conjunto. La vegetación ha vuelto a la vida en macetas que recorren cada centímetro del balcón y la iluminación divertida hace el resto. 

Puedes encontrar más inspiración para tu balcón en nuestro libro de ideas: Balcones: mini paraísos urbanos. 

Sol y sombra

Las posibilidades que ofrece un balcón son infinitas pero, en ciertas ocasiones, también ofrece alguna desventaja. La incidencia del sol puede restar atractivo a este espacio aunque no hay nada que no arregle una buena sombrilla. Comer a mediodía o disfrutar de una buena lectura a media tarde se convertirá en todo un placer si podemos hacerlo al aire libre protegidos de los implacables rayos del astro rey. Si, además, lo combatimos con cierto estilo, como en este caso, sumaremos al diseño un punto de clase y distinción que, como podemos observar, no está reñido con el color.

Flores

La elección de las plantas para el balcón es otro de los puntos claves a la hora de plantear la decoración,. En este proyecto se ha optado, entre otras, por plantas con flores que crean un atractivo contraste con el tono blanco de jardineras y macetas. La frescura que aporta la vegetación es, sin duda, una de las claves de este espacio lleno de vida. 

Otro aspecto muy agradable

La transformación de este pequeño balcón incluyó la creación de dos espacios bien diferenciados que comparten un mismo hilo conductor. Al contrario que en las imágenes que veíamos anteriormente, en esta zona se ha optado por un pequeño sillón que da un punto de lujo al balcón. Varias estanterías cuelgan de la pared en un rincón que bien podríamos calificar como espacio de lectura. Pero la coquetería de este espacio no acaba ahí. Los detalles llegan también en forma de elementos reciclados y es que se han empleado distintas latas a modo de maceteros. En definitiva, el proyecto concluye con una recuperación magnífica de un espacio que, ahora sí, permite a los propietarios disfrutar al aire libre de multitud de actividades. 

¿Sorprendido con la transformación de este balcón pequeño?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!