Terrazas de estilo  de ELVARQUITECTOS

Fachada de ladrillos: 12 ideas para tu casa

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

El ladrillo es uno de los materiales más camaleónicos que podemos encontrar en decoración y es que resulta igualmente válido como elemento para decorar la pared o ser la pared en sí mismo. En función del tipo de ladrillo que elijamos podremos, además, darle un aire moderno, colonial, rústico o industrial a la zona de la casa en la que lo instalemos y, lejos de chocar con otros materiales, encaja a la perfección con la mayoría de los disponibles en el mercado. Su uso se remonta a hace mucho tiempo, tanto que es anterior a otros materiales empleados en la construcción tales como la madera o la piedra. Tanto su tamaño como sus características hacen de él una elección perfecta para quienes se atreven a jugar con el diseño en función de la inspiración.

Por todo eso y porque en homify nos encanta ofrecerte todo tipo de alternativas para la decoración de tu hogar no puedes perderte estos diseños de entradas de ladrillo. Un repaso por una docena de propuestas que te servirán de inspiración si decides introducir el ladrillo en tu casa. 

1. Combina ladrillo con paredes lisas

La entrada de tu hogar es tu mejor tarjeta de presentación y una combinación de ladrillo con paredes lisas resultará de lo más coqueto para dar la bienvenida a tus invitados. No es necesario volverse loco, puedes conseguir un efecto fabuloso sencillamente introduciendo media pared de ladrillo o una entera. Sencillo pero eficaz.

2. Interior de ladrillo pero por partes

Pasillos y vestíbulos de estilo  de IMPAST
IMPAST

MIESZKANIE

IMPAST

Pero no solo de exteriores vive la decoración. El ladrillo también puede estar presente en el interior del recibidor aunque, eso sí, asegúrate de iluminar correctamente la zona. En este caso la luz incide directamente sobre la pared de ladrillo poniendo el énfasis en la frontera entre el ladrillo, cuyas tonalidades reflejan el paso del tiempo, y el resto de la pared.

3. Ladrillo en la fachada

Si lo que buscas es dar un toque contemporáneo a tu hogar ¿qué tal emplear el ladrillo en la fachada? Solo necesitas liberar el espacio entre las ventanas creando una sensación de horizontalidad como la que se aprecia en este diseño. La percepción visual de las mismas las convierte en un único elemento añadiendo un toque de sencillez al diseño que aporta modernidad.

4. Combina con otros materiales

Como ya te avanzábamos al inicio de este libro de ideas, el ladrillo es un material que combina perfectamente con otros. Un ejemplo claro es este espacio en el que madera, mármol, bambú, madera maciza y ladrillo se unen para crear una entrada de lo más original. ¿No es una receta ganadora?

5. Ladrillo de imitación

El antes y después de una vivienda en Sevilla:  de estilo  de Dogares
Dogares

El antes y después de una vivienda en Sevilla

Dogares

Las normas están para romperlas aunque, en materia de diseño, nada te impide dejar volar tu creatividad. Tanto es así que no es imprescindible emplear ladrillo para lograr el efecto que este material puede causar en la decoración de tu vivienda. Unas lajas que imiten la naturalidad de la textura y el color del ladrillo son un recurso de lo más efectivo si quieres lograr el mismo resultado sin recurrir a este material.

6. Una disposición de infarto

La forma de los ladrillos es otro de los rasgos que los convierte en un material versátil. Su tamaño y aspecto te permitirá jugar con la colocación de los mismos creando lugares únicos y llenos de personalidad. Este espacio es el ejemplo perfecto: ladrillos que giran sobre sí mismos, se enrollan y crean volúmenes imposibles dando vida a un diseño fuera de lo común, con un aire rústico muy particular. 

7. Ladrillo y materiales modernos

Espacio de escalera: Vestíbulos, pasillos y escaleras de estilo  de Ardes Arquitectos
Ardes Arquitectos

Espacio de escalera

Ardes Arquitectos

¿Quién dijo que la modernidad está reñida con un estilo rústico? Aquí tienes la prueba de que ladrillo y materiales más contemporáneos como el acero inoxidable, el vidrio o el hierro son una mezcla perfecta. El juego de contrastes entre unos y otros revela, una vez más, que los únicos límites al empleo del ladrillo los pone tu imaginación. 

8. Una pared que levita

Paredes de estilo  de punto2
punto2

Vivienda Unifamiliar en Gonnet

punto2

La creatividad es el ingrediente secreto añadido a la hora de crear esta entrada de ladrillo. Los arquitectos responsables del proyecto se decantaron por una pared hecha en ladrillos salpicada de nichos que, además, no toca ni el suelo ni el techo. Curioso ¿verdad? 

9. Respeta el ladrillo existente

Si dispones de una vivienda construida en origen en ladrillo, revestirla con otro tipo de material puede ser un error que te lleve a un punto de no retorno. Por eso, nuestro consejo es que respetes el ladrillo existente y trates de explotar al máximo las posibilidades que te ofrece en consonancia con el resto de elementos. Como vemos en la imagen, el ladrillo es uno de los rasgos definitorios de esta casa de aspecto inmejorable. 

10. Lajas de ladrillo brillante

El diseño y la disposición de los ladrillos o lajas de imitación que emplees para dar vida a tu entrada serán claves para conseguir un efecto y otro. En este caso, nos encontramos ante un diseño de corte tropical en el que se ha elegido un ladrillo tradicional aunque, como decimos, en función del tipo seleccionado, el revestimiento se verá más contemporáneo, tradicional o industrial.

Si no tienes claro qué tipo de ladrillo estás buscando, descubrirás todo lo que necesitas saber en nuestro libro de ideas: ¿Cuál es el ladrillo más apropiado para mi casa?

11. Ladrillo para modernizar

El uso del ladrillo es una manera sencilla pero efectiva de introducir un toque de modernidad en la entrada de tu casa. Lo cierto es que no es necesario que cubras toda la fachada de esta zona, basta con que lo introduzcas en una pared o una columna y conseguirás un cambio radical.

12. Ladrillo, madera y plantas, la combinación perfecta

La vuelta a lo natural es una tendencia de lo más actual de modo que, si estás pensando en mostrar tu lado más sostenible ¿por qué no hacerlo introduciendo un producto que nace de la tierra? Puedes combinarlo con otros elementos naturales como la madera o las plantas. Trasladarás el toque de naturaleza a la entrada de tu hogar y lograrás unos resultados exquisitos. ¿Te apuntas?

¿Listo para introducir el ladrillo en tu hogar?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!