de estilo  de Maria Helena Torres Arquitetura e Design

Reformar un piso: de patito feo a maravilloso cisne

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

Vamos a visitar una de esas reformas capaces de dejarnos ojipláticos tras comprobar el sorprendente cambio experimentado. Se trata de la remodelación integral de un viejo y descuidado apartamento, en muy mal estado de conservación, para convertirlo en una moderna y acogedora vivienda.

Una de las premisas principales era la de lograr una casa luminosa, donde el color blanco fuera el protagonista y estuviera presente tanto en paredes como en otros elementos arquitectónicos (puertas, por ejemplo) para conseguir una mayor sensación de amplitud en las estancias. La otra clave de la reforma es la presencia de la madera, material principal de los muebles de la casa y del pavimento, que ha conseguido recuperar su belleza. Una obra, sin duda, planteada y llevada a cabo con talento, ¡Vamos a recorrerla!

ANTES. Un espacio de hospital, como de ‘peli’ de miedo

Empezamos el recorrido mostrando el estado de la antigua cocina, con un diseño anticuado y poco funcional, o unos colores y acabados que hacen que parezca un antiguo y deteriorado sanatorio. 

Además, los armarios de cocina están desgastados y oxidados, mientras que el fregadero cuenta con un espacio demasiado reducido como para ser práctico.

DESPUÉS. Una cocina pequeña pero bien aprovechada

Aquí puedes comprobar, a simple vista, el cambio experimentado en una cocina que ya no recuerda en absoluto a la anterior. Ahora, el color principal de los muebles es el blanco y se combina con ciertos detalles de madera barnizada, presentes en la encimera de la barra americana o en los cajones. 

Los taburetes le aportan un toque moderno y práctico, combinándose perfectamente con un espacio tan pequeño como el de esta cocina.

ANTES. Una sala vacía y anodina

Este espacio con muchas posibilidades gracias a sus techos altos y un amplio espacio por aprovechar, no luce en absoluto debido a la dejadez y el paso del tiempo. Sin embargo, se puede dilucidar que el arco presente a la derecha puede aportar una gran cantidad de luminosidad y espacio al futuro proyecto.

DESPUÉS. Un espacio abierto con muebles divisorios

Los responsables de esta reforma optaron, sabiamente, por aprovechar los espacios abiertos presentes en la estancia original para lograr esa amplitud y luminosidad que demandaba el cliente. Para delimitar estos espacios se utilizan muebles originales con colores y materiales neutros. 

Para aprovechar al máximo el espacio y eliminar paredes, vemos como se aprovechan las formas a la hora de establecer un límite entre el comedor-cocina y la sala de estar. .

DESPUÉS. La cocina y comedor se relacionan a través de una ventana corredera.

Al estar tan bien aprovechado, ganamos un espacio aparte para comer y celebrar reuniones con la separación de la cocina y el comedor a través de una ventana corredera que facilita el transporte de comidas y bebidas de una estancia a otra. La mesa es de estilo setentero y juega con los colores y tonalidades de las sillas.

DESPUÉS. La combinación de muebles de distintos estilos

Para amueblar el salón se eligen elementos de estilos y formas diferentes, consiguiendo una original combinación llena de personalidad. En esta estancia conviven, en perfecta armonía, piezas de mobiliario sobrias, con cierto aire clásico, con otras muy contemporáneas y más ligeras.

ANTES. La relación entre interior y exterior

El tipo de persianas, su estado de conservación y la falta de mobiliario en el cuarto, provoca que los interiores, además de resultar oscuros y tétricos, tengan un aspecto desangelado y descuidado. Todo ello, lo convierte en un lugar poco agradable o habitable.

DESPUÉS. El uso del material para lograr equilibrio y armonía en las estancias

En esta habitación destinada a un cuarto de estudio encontramos dos piezas de mobiliario que asumen el protagonismo de la organización de la estancia: la mesa de escritorio y la librería, alrededor de las cuales se organiza el resto de la habitación. Para ambas se utiliza la madera clara y se logra un ambiente sereno que invita a la concentración, gracias a que también se ha realizado un mejor trabajo con la luz proveniente del exterior gracias a los estores.

ANTES. Armarios sucios y desangelados

Observamos aquí la presencia de humedades en unos armarios empotrados con un aspecto deplorable y en los que la funcionalidad brilla por su ausencia: solo hay que fijarse en la columna de la izquierda, que priva de mucho espacio y armonía en la zona del perchero.

DESPUÉS. Un dormitorio luminoso y acogedor

Para el dormitorio principal se elige un  mobiliario sencillo y sin pretensiones, buscando sencillez y coherencia con el resto de estancias. El cabecero se convierte en el protagonista de la habitación, con tonos de madera oscura, mientras que en el resto del espacio priman los tonos blancos y más claros. Todo ello, se ve favorecido por la gran cantidad de luz (natural y artificial) con la que cuenta la habitación.

ANTES. Un baño muy poco higiénico

El cuarto de baño presentaba un aspecto sucio, envejecido y un poco destartalado. Poca cosa se puede salvar en él, salvo las cañerías y conductos del agua. 

DESPUÉS. Un baño sencillo pero lleno de detalles

Terminamos esta visita en el baño, donde se ha optado por una combinación de mosaicos en tonos de azul, que se mezclan con el azulejo blanco predominante en el resto del espacio para lograr un baño más luminoso y con personalidad. El uso del espejo hace la habitación más grande, además de que el color del marco destaca y combina perfectamente con el turquesa de los azulejos.

Y si necesitas más ejemplos de cómo aprovechar al máximo el espacio disponible, aquí podrás encontrar unos cuantos que te podrán inspirar.

¿Qué te ha parecido el cambio experimentado?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!