homify 360°: la casa M&M

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Márcio Kogan es uno de los arquitectos contemporáneos más influyentes. Procedente de la ciudad de São Paulo, Kogan es conocido por su estilo minimalista contrastado con una materialidad intrínseca, principales características de su obra, las cuales no han sido inmunes a las fuertes influencias del modernismo brasileño y de arquiectos como Oscar Niemeyer, Lúcio Costa, Lina Bo Bardi, Rino Levi y Affonso Reidy. Sus proyectos cumplen con los principios de la arquitectura modernista, prestando especial atención al diseño de interiores y a los detalles, que como resultado ofrecen una arquitectura que entremezcla elementos tradicionales con elementos de lenguaje contemporáneo. 

En homify podéis encontrar una excelente colección de sus obras y por eso hoy hemos decidido analizar en detalle una de ellas: la sensacional casa M&M, uno de esos casos en los que las imágenes valen más que mil palabras. El proyecto ha sido elaborado por Mario Kogan en colaboración con studio mk27 y Maria Cristina Motta. El diseño del interior es obra de studiomk27 y Diana Radomysler. Y las fotografías han sido tomadas por Fernando Guerra

Este bello proyecto se localiza en Bragança Paulista, un municipio que forma parte de São Paulo y que constituye una de las reservas naturales protegidas por el Gobierno de Brasil en esta región geográfica. Es un lugar idílico para cualquier persona interesada en el turismo y en el ocio. Esta primera imagen muestra los increíbles alrededores de la casa: una mágica flora y una fantástica fauna que solo pueden encontrarse en un país tropical como este. 

La masa de agua que se asoma por la foto es la propia piscina de la casa. 

El diseño de la casa M & M se desarrolla a partir de la superposición de dos planos simples y ortogonales. En esta fotografía se puede observar la fachada que se orienta a la piscina: una marcada horizontalidad que solo se quiebra por la verticalidad de los árboles. Una casa que parecer crecer del propio terreneo y que interactúa a la perfección con el paisaje. 

Esta otra fotografía tomada sobre el mismo perfil, pero con más perspectiva, sirve para mostrar la flexibilidad y el dinamismo del proyecto. Lo que en la imagen anterior veíamos como un muero de madera, ahora en esta obra se ha convertido en un sistema de lamas que se pliega cambiando la imagen de este plano y creando un ritmo vertical en este gran prisma horizontal. Abiertas o cerradas, se integran perfectamente en el paisaje gracias a su materialidad, a su cota y, por supuesto, a su línea arquitectónica. La cubierta verde de la casa permite que esta se integre en su paisaje y se fusione con él. 

Nos asomamos al interior y encontramos una hermosa cocina integrada con el uso de comedor. Una vez más, hay una exquisita relación de materiales y formas. El techo inclinado se recubre interiormente de madera creando el equilibrio térmico perfecto con los muros blancos. Y precisamente gracias a este color, la luz difusa que entre a través del vidrio rebota por las superficies llenando este espacio de un brillo empañado. 

Abierto y resguardado, este espacio de la casa sirve para disfrutar del aire libre de una manera protegida. Se construye como una estancia más de la casa, pero se desprovee de sus muros permitiendo que el propio paisaje configure la imagen del espacio. Su techo prominente de hormigón visto nos recuerda a muchas obras brasileñas, como el Museo de Escultura de Brasil, proyecto del aclamado y ganador del Premio Pritzker Paulo Mendes da Rocha. La madera, sin embargo, no abadona la escena, cubriendo el plano horizontal del pavimento. 

Volvemos a salirnos para desde fuera, pero esta vez más próximos, poder entender la relación que se establece entre los diferentes espacios de la vivienda. Antes de todo, tenemos que recordar que la temperatura media anual de esta zona de Brasil es de 22°C, dato que hará que entendamos el carácter de estos espacios. A la derecha, encontramos una gran zona de estar exterior protegida cenitalmente por la cubierta. Diseñada como si de un espacio interior de esta casa se tratara, cada una de las piezas de mobiliario que aquí encontramos ha sido especialmente elegida para crear un paisaje de armonía con el resto. 

Con una mirada oblicua sobre la casa es posible entender mejor su forma y construcción. Su fuerte componente horizontal es innegable, pero desde aquí su cubierta a dos aguas le da cierta imagen al arquetipo de una tradicional casa. Se combinan principalmente tres materialidades: el homigón visto en la estructura, la madera en cerramientos y revestimientos y el tapiz vegetal que acaba la cubierta. El gran volumen se perfora dando forma al espacio que hemos visto en la imagen anterior y separando el programa en dos. El ala norte se reserva para la cocina, los dormitorios, el salón y los servicios. Mientras que en el ala sur encontramos una área multimedia y el aparcamiento. Perpendicularmente al bloque y también construida en hormigón, la piscina perfora el terreno sobresaliendo del propio plano verde inclinado. 

Y nos hemos reservado lo mejor para el final, la piscina. En su agua se reflejan todas las tonalidades del paisaje, convirtiéndose en un espejo de brillos y luces que permite que nos bañemos de la manera más extraordinaria posible. 

Si te ha impresionado esta vivienda tanto como a nosotros, no dudes en echarle un vistazo a la sección homify 360° para encontrar otros proyectos tan espectaculares como éste. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!