DECORACIÓN ZEN: CONSEJOS PARA DAR LA BIENVENIDA AL OTOÑO Quick-step Casas unifamilares
DECORACIÓN ZEN: CONSEJOS PARA DAR LA BIENVENIDA AL OTOÑO Quick-step Casas unifamilares

La temporada de verano implica un ritmo frenético que no siempre incluye el descanso: viajes en coche o avión, actividades deportivas, vida social de lunes a viernes… Un cambio radical en la rutina que exige un ambiente relajante frente a la vuelta a casa y la inminente llegada del invierno. El otoño, con sus tonos tierra y un estrecho vínculo con la naturaleza, puede ser el momento perfecto para diseñar un hogar de interiorismo zen y carácter atemporal



ELECCIONES AL DETALLE 

La importancia del minimalismo en la decoración zen no implica dejar de prestar atención a los detalles. Es más, si se quiere lograr un interiorismo que lleve a la calma y se adapte a cualquier estación, la elección de mobiliario, materiales y colores será de vital importancia. Son elementos y estímulos que siempre estarán presentes y que influyen en los pensamientos y sentimientos de las personas más de lo que se cree, por lo que es importante identificar qué aliados necesita un hogar zen.


El suelo, por ejemplo, siempre estará muy relacionado con la sensación de amplitud y luminosidad en un espacio, dos factores que pueden ser muy influyentes en el estado de ánimo. En este caso, vinilos de tonalidad clara de Quick-step serán ideales para cumplir con esta función. Además, la tecnología de la marca aportará un plus de tranquilidad, ya que su gama de vinilos es impermeable, resistente a golpes y rasguños y de fácil mantenimiento.




CONECTAR CON LA NATURALEZA 

En un hogar con decoración zen, las plantas nunca están de más. Además de aportar un toque de vitalidad y color a cualquier espacio, humidifican el ambiente y purifican el aire absorbiendo gases nocivos, humos, etc., algo esencial para el bienestar.  

Por otro lado, también atenúan los ruidos, especialmente en espacios reducidos, por lo que están especialmente recomendadas para apartamentos o pisos pequeños en caso de querer un ambiente de relax y desconexión.  

Los bonsáis, las monsteras, las sansevieras o el bambú son algunas de las plantas más habituales en decoración zen.

 

Por otro lado, contar con materiales naturales como la madera, el mimbre, el bambú, la piedra o el rattan reforzará el interiorismo natural y relajante de un hogar zen. Suelos como los de la gama Illume o Alpha Vinyl de Quick-Step imitan a la perfección los materiales más primitivos y naturales, por lo que serán ideales para cumplir esta función.   

 

APRECIADA SENCILLEZ 

El minimalismo es una parte muy importante de la decoración zen. Los espacios limpios y abiertos, estéticos sin vestirlos demasiado, serán aquellos que contribuyan a una sensación de calma, eliminando el ruido visual y dejando una elegancia sin pretensiones.  

Es importante deshacerse de muebles que no sean realmente necesarios para centrarse en aquellos que sean cómodos y de líneas sencillas, además de estéticos. Evitar el exceso de objetos y accesorios en cualquier estancia será la clave para encontrar la tranquilidad en el propio hogar. Además, el uso de siluetas simples y en colores neutros convierte este tipo de interiorismo en una ambientación de la que poder disfrutar a largo plazo, adaptándose a cualquier época del año. 

Quick-Step valora la importancia del orden y la comodidad en el hogar, por eso cuenta con una amplia gama de vinilos y laminados totalmente impermeables, fáciles de instalar y de mantener, que garantizan la higiene y la seguridad de cualquier estancia gracias a su resistencia ante manchas y rasguños. 


Fotos similares