Tejadores en Gijon: Encuentra Tejadores | homify

0 Tejadores en Gijón

Área geográfica
Tu búsqueda no ha dado resultados. Sé el primero en subir fotografías a esta categoría.

¿En qué te puede ayudar un tejador?

La construcción de una casa, si bien en principio no es compleja, de hecho se llevan milenios construyendo diferentes tipos de edificios, requiere la colaboración de diferentes especialistas como arquitectos, soladores, diseñadores, fontaneros, electricistas, etc.

En este sentido, una de las partes fundamentales de un edificio es la cubierta o techumbre, que también precisa de un profesional especializado, el tejador, que aísle de manera correcta la casa del entorno exterior. La importancia de esta parte del hogar radica en que el tejado salvaguarda el interior de los elementos; frío, calor, lluvia, nieve, la radiación solar, etc.

Las cubiertas pueden adoptar distintas formas: las más usuales son las cubiertas planas o las inclinadas a una agua (se inclina hacia un solo lado), a dos aguas o cuatro aguas. Cabe destacar que en la ciudad de Gijón es bastante común que los tejados sean inclinados para facilitar la evacuación del agua de lluvia.

Y es que en la ciudad asturiana, al igual que en toda la cornisa cantábrica, las precipitaciones son bastante frecuentes y copiosas a lo largo del año. En el caso de la ciudad gijonense, que tiene un clima oceánico, la precipitación media anual es de unos 1.000 litros por metro cuadrado, que se concentran especialmente al final del otoño, en invierno y a principios de primavera.

Otras inclemencias del tiempo que afectan bastante a la Cornisa Cantábrica en general, y a Gijón en particular, son el viento y la humedad, por lo que los tejados tendrán que estar debidamente aislados para ello.

Para ello, la elección de las tejas, en el caso de los tejados inclinados, y de los tratamientos de impermeabilización y de aislamiento térmico serán vitales con tal de mantener las estancias interiores en buenas condiciones de habitabilidad.

Y es que aunque aislar tu tejado debidamente pueda ser un poco costoso al principio, te aportará unos beneficios que agradecerás a corto, a medio y a largo plazo. Por ejemplo, el aislamiento térmico permitirá que en invierno el calor se preserve mejor dentro del hogar, por lo que el gasto energético en calefacción será mucho menor.

También en el caso de precipitaciones, mediante la impermeabilización, se evitarán las filtraciones de agua y las goteras. Con esta solución se prevendrán posibles desperfectos dentro del hogar que supondrían una cara reparación por parte del profesional correspondiente y del tejador que también te puede ayudar a reparar el tejado.

Tipos de tejas para tu tejado

A parte de las medidas de protección antes mencionadas que suponen las tejas en el caso de tener cubiertas inclinadas, estos elementos constructivos también sirven como decoración y tienen la función de evacuar mejor el agua. 

No obstante, existen multitud de tejas distintas fabricadas con materiales diversos que servirán para que nuestra cubierta nos proteja mejor.

Teja de cerámica: son fáciles de colocar y son bastante resistentes al fuego y necesitan poco mantenimiento, aunque son muy frágiles.

Teja de pizarra: las tejas fabricadas con esta roca tienen múltiples ventajas: son muy resistentes a temperaturas extremas, duraderas e impermeables. Los inconvenientes son su precio, su escasa maleabilidad y que solo existen en un solo color, aunque en distintos tonos.

Teja esmaltada: es una variación de la teja de cerámica, a la que se le aplica una capa de esmalte que además de permitir distintos acabados decorativos sirve para proteger mejor la teja del agua y de la radiación solar, por lo que su precio también se verá incrementado considerablemente.

Teja fotovoltaica: Aunque su precio es bastante alto, se puede ver compensando con la producción energética derivada de los rayos solares. Por este motivo, es recomendable en regiones con bastantes horas de sol.

Teja de hormigón: Este tipo de teja además de fuerte y resistente es recomendable en climas fríos, aunque su peso es bastante mayor que otras opciones.

Teja asfáltica: Son bastante resistentes a la humedad y al fuego, livianas y se puede elegir entre diversos colores. No obstante, no son tan duraderas como otras alternativas y requieren de mantenimiento regular.

Teja de madera: es bastante efectivo como aislante térmico y proporciona un aspecto rústico al tejado. Sin embargo, precisa de bastante mantenimiento, ya que puede ser debilitado por agentes biológicos y por las inclemencias meteorológicas. Puede ser precisa la ayuda de un carpintero para su conservación e instalación.

¿Cuánto cuestan los servicios de un tejador en Gijón?

El coste de contratar a un tejador variará sustancialmente dependiendo de la obra a acometer y de los materiales necesarios. En caso de que la instalación o el cambio de un tejado de tejas el precio final lo marcará especialmente el material de las tejas.

Para tejas de cerámica, aunque el precio puede oscilar bastante, el coste final de la instalación de un tejado de 100m2 con tejas de este material, puede llegar a los 10.000 euros. En el caso de la elección de la pizarra el coste puede incluso llegar a los 15.000 euros. Cabe destacar que el coste variará también según la dificultad de instalación.

Para otros trabajos como la impermeabilización de la cubierta, los precios oscilarán entre los 1.700 euros y los 4.000 cada 100 metros cuadrados. Igualmente, aislar térmicamente el tejado puede salir bastante más caro y llegar a sobrepasar los 15.000 euros por 100 metros cuadrado, si bien hay opciones más económicas que no llegan a 5.000 euros por la misma superficie.

Las problemáticas son muy variadas y las soluciones también, por lo que lo más recomendable es ponerse en contacto con un tejador en Gijón que nos asesore personalmente y nos ofrezca distintas soluciones. Para ello, ponte en contacto con profesionales fácilmente mediante la página de homify, donde encontrarás un gran abanico de expertos en distintas disciplinas de construcción, desde tejadores hasta fontaneros.