Tejadores en Bilbao: Encuentra Tejadores | homify

0 Tejadores en Bilbao

Área geográfica
Tu búsqueda no ha dado resultados. Sé el primero en subir fotografías a esta categoría.

¿Sabes lo que es un tejador?

A menudo presumimos de que sabemos mucho más de lo que realmente tenemos almacenado en nuestra cabeza. Con esto, podemos llegar a decir que somos totalmente conscientes de lo que es un tejador pero en realidad no es del todo cierto. 

Para que tengas una idea más clara de lo que es un tejador, te lo contamos a continuación: un tejador es aquel profesional que se dedica a la colocación y manutención de los tejados. Un tejado (técnicamente llamado cubierta) es el elemento constructivo que realiza la terminación de los edificios. Hay varios tipos de cubiertas que te iremos comentando para que sepas cuál es la que tienes. 

En cualquier caso, este profesional podrá ayudarte a que tu tejado esté en buenas condiciones y a pleno funcionamiento durante todo el año. Si tuvieses un solarium, incluso podrías contar con los servicios de un arquitecto paisajista que, junto a los tejadores en Bilbao, realizarán una colaboración excelente para tu cubierta. 

¿Cómo puedo saber el tipo de tejado que tengo en mi casa?

Para que el trabajo de contratar a un tejador en Bilbao sea más sencillo, es importante que puedas darle la mayor información acerca del elemento a reformar, realizar o mantener, que en este caso es el tejado. 

Si quieres saber exactamente cuál es el tipo de tejado (cubierta) que tienes sobre tu vivienda, a continuación te comentamos cómo poder diferenciarlos. Abre bien los ojos…

  • Cubierta plana: como bien indica su nombre, es aquella que no tiene pendientes pronunciadas como los tejados propiamente dichos; es decir, es un “tejado liso”. Son las azoteas de toda la vida (este nombre te sonará más, ¿verdad?). Dentro de este tipo de cubiertas, tendremos la posibilidad de hacerla transitable, en la que podremos estar, crear una terraza, etc, o no transitable, que será una cubierta para mero mantenimiento. Seguro que recuerdas las azoteas de los edificios de viviendas, sobre todo aquellos que son más antiguos, que tienen solado de baldosín catalán, donde colgaban nuestras madres las sábanas. Cuando son cubiertas no transitables, generalmente dejan la tela asfáltica visible (recubrimiento que hace de aislamiento contra el agua y las humedades), pero en ocasiones la cubren con piedra para que no quede tan a la vista ese material. Si tuvieses una cubierta libre para hacer lo que quisieras, ¿qué se te ocurriría poner? ¿Un chill out? ¿Quizá una terraza con plantas?
  • Cubierta ajardinada: esta será una variante de la cubierta plana, pero en este caso la realizaremos desde un inicio con un jardín. Esto implica unos cálculos adicionales de peso que, con la cubierta plana sencilla, no serían necesarios. Ten en cuenta que si tu casa tiene una azotea que no se proyectó inicialmente como cubierta ajardinada, no te preocupes, aún puedes realizar un jardín si así lo deseas. El único inconveniente de este tipo de obras es que probablemente requiera de un estudio de ingeniería para realizar cálculos y que no se venga abajo la cubierta con el peso que se le va a añadir y para el que no se había preparado inicialmente. 
  • Cubierta inclinada: este sí es el tejado que siempre le hemos dibujado a las casitas siendo niños/as. Ese tipo de tejado se llama a dos aguas, ya que el agua discurrirá sólo por dos lados planos e inclinados. Si en lugar de tener dos lados de ese tipo, tenemos cuatro, la cubierta será a cuatro aguas. En este tipo de cubiertas tenemos más versatilidad a la hora de elegir el recubrimiento final que queremos para nuestro tejado. Tendremos las clásicas tejas curvas de barro cocido, o las tejas planas, o incluso las tejas mixtas. Existen otros tipos de recubrimientos, como los metálicos, pero que realmente en viviendas se usa muy poco, por no decir nada; el uso principal de estos recubrimientos se da en industrias. Seguro que en alguna vivienda de la sierra has visto tejas hechas mediante piezas de pizarra. Es un material muy resistente a bajas temperaturas, por lo que es ideal en lugares de montaña. 

El presupuesto y los tejadores en Bilbao

A pesar de que sea interesante saber a qué se dedican plenamente nuestros tejadores en Bilbao o qué tipo de cubierta tenemos en nuestra casa, al final, siempre nos va a interesar mucho más cuánto podríamos llegar a pagar por un trabajo en nuestro tejado. 

Cada profesional tiene su manera de trabajo y de cobro, como en cualquier empresa y sector. En el caso de los tejadores en Bilbao, es muy probable que cobren por metro cuadrado ejecutado. 

Tienen una gran variedad de servicios, a parte de la instalación de tejas como tal. Puedes contratar a estos profesionales para un mantenimiento de los canalones y del propio tejado, para revisar cómo están las tejas, los aislamientos, etc, rondaría los 35 €/m2. Este tipo de trabajos es importante que pudiesen hacerse en un periodo anual, ya que nos ahorraríamos muchos disgustos (y dinero) si tuviésemos infiltraciones o humedades por causa de las tejas rotas o los canalones obstruidos. Si quisiésemos que las tejas que estuviesen en mal estado fuesen sustituidas, contaríamos con un precio aproximado de unos 70 €/m2. Por supuesto, depende del material actual que tengamos como recubrimiento. 

No sólo hacen reparaciones de cara al exterior. Si nuestro tejado es de madera, también están capacitados para realizar los trabajos pertinentes para que este tipo de techos quede a salvo. De hecho, existen numerosas ventajas un tejado de madera respecto a los demás. 

Cualquier precio que necesites saber, según tus necesidades, puedes consultarlo con los tejadores en Bilbao que te ofrecemos en homify. En sus perfiles encontrarás sus contactos, sus proyectos e incluso opiniones de otros clientes.

Ejemplos de tejados en Bilbao

Para que te hagas una idea de cómo son los tejados que te comentamos, tienes varios ejemplos en Bilbao que te pueden ayudar a entender mejor el tema: el museo Guggenheim tiene una cubierta metálica, y el Palacio Euskalduna tiene una cubierta plana transitable. Incluso un ejemplo de un uso adicional que antes no estaba, es la piscina de la Alhóndiga de Bilbao, perteneciente al gimnasio que se aloja en este edificio. 

Buscar imágenes relacionadas