Arquitectos en Gijón: Encuentra Arquitectos | homify

37 Arquitectos

Área geográfica

Razones por las que contratar un arquitecto

Cuando nos ponemos a pensar en que queremos reformar nuestra vivienda, lo último que consideramos para poder empezar es la idea de contratar un arquitecto. ¿Por qué sucede esto? 

Siempre nos han hecho creer que un profesional de la arquitectura iba a resultar muy caro para nuestras intenciones, pero lo cierto es que están y existen para ayudarnos a resolver nuestras dudas, al igual que muchos profesionales que intervienen en el proceso, como pueden ser los diseñadores de interiores.

Sería ideal poder contar con un arquitecto cada vez que se quiera realizar una reforma, una nueva construcción o cualquier intervención en viviendas, para así estar seguros de estar procediendo de una manera correcta, ya que nos pueden asesorar tanto en temas constructivos, como de diseño espacial o en trámites, como licencias de obra, apertura, etc. 

Es cierto que contratar un arquitecto puede resultar una gran inversión inicial, pero siempre será mejor proceder de la mejor manera posible para evitar futuros problemas que conlleven un coste mayor. 

¿Qué necesito saber antes de contratar un arquitecto?

Siempre es importante tener claro qué se quiere hacer. Ayuda a reducir el proceso de creación del Proyecto, y por consiguiente, al desarrollo del mismo. Sería interesante contar con los siguientes parámetros antes de consultar un Estudio:

  1. Qué clase de obra queremos hacer: no es lo mismo crear una vivienda de cero, que hacer una reforma total, o una pequeña obra. Es más sencillo hacer una vivienda desde el inicio hasta el final, ya que puedes diseñar todo lo que conlleva una edificación, desde la distribución, hasta el exterior o las instalaciones. Pero se dan muchos casos en los que sólo queremos reformar un baño o una cocina, por ejemplo. 
  2. Con qué presupuesto contamos: es una de las piezas clave. Es necesario saber qué dinero disponemos para hacer la reforma u obra. Muchos clientes pecan de querer hacer una gran obra con un presupuesto mínimo, y así es difícil poder contentarles y realizar un trabajo óptimo. Lo ideal sería tener un presupuesto amplio, pero sabemos que eso no siempre es posible, por lo que habrá que manejar las expectativas según lo que el cliente nos pueda ofrecer. Hay que tener en cuenta que el precio de la reforma integral de una vivienda con materiales de calidad media estará entre los 400 y 600 € por metro cuadrado. Si nos vamos a acabados de lujo o una obra nueva, rondará los 800€/m².
  3. El alcance de la obra: es recomendable tener claro el proyecto a realizar, para que, una vez comencemos a calcular un presupuesto, podamos también tener en cuenta los residuos que se vayan a generar, la mano de obra que se va a necesitar, proveedores, materiales
  4. Tipos de acabados: esto va directamente relacionado con el presupuesto. La calidad de los materiales va a depender de cómo queramos que se vea finalmente el proyecto. Es cierto que la calidad no siempre es sinónimo de dinero invertido, pero, generalmente, los materiales que mejores prestaciones ofrecen, son los que más dinero cuestan. Y pensaríamos: ’ya que voy a invertir en esto, lo hago en condiciones, que es para toda la vida’. 
  5. El tiempo de ejecución: sería bueno saber de cuánto tiempo se dispone para realizar la obra, aunque luego haya un margen de maniobra para cambiar ese tiempo. Si la vivienda está sin habitar, desde luego que será muchísimo más sencillo actuar que si en el momento de realizar la obra hay que desalojar a la familia que vive en ella. De ese modo, ahorraríamos tiempo de recogida de efectos personales y cubrición de mobiliario y otros artículos, ya que eso reduce considerablemente la duración de la obra. 
  6. La visualización del proyecto: cuantos más detalles demos al arquitecto, en este caso, a un arquitecto en Gijón, de lo que queremos y esperamos ver, más fácil será que consigan captar la esencia de ello y aproximarse con más precisión a nuestro ideal. Ayuda mucho que le facilitemos imágenes de referencia de cómo imaginamos nuestra futura vivienda, pero es cierto que, como clientes, a veces queremos que nos hagan algo exactamente igual a lo que ya existe, y eso convierte nuestro proyecto en una copia y no en algo único. Por lo que, cuidado a la hora de mostrar ejemplos. Que sean solo eso, y no peticiones de plagio.

¿En qué estilos se puede inspirar un arquitecto en Gijón?

Aunque Gijón no es una ciudad que sea conocida expresamente por su arquitectura lo cierto es que posee numerosas edificaciones que son más que reseñables para describir el estilo arquitectónico que la ciudad tiene. 

Los edificios que mejor pueden describir el alcance de la arquitectura gijonesa son la Casa Natal de Jovellanos y Capilla de Nuestra Señora de los Remedios (estilo románico; rehabilitada en los años 60); el Palacio de los Valdés y Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe (estilo barroco; modelo de casa palaciega asturiana); el Convento de las Agustinas Recoletas (estilo renacentista; rehabilitado recientemente); la Iglesia de San Pedro Apóstol (estilo neoprerrománico); la Casa Consistorial (estilo neoclásico); la Plaza de Toros de El Bibio (estilo neomudéjar); la Iglesia de San Lorenzo (estilo neogótico); el edificio de la calle Rectoría, nº1 (estilo modernista), entre otros. 

Finalmente, un arquitecto en Gijón, a pesar de que se inspire en numerosos estilos arquitectónicos, ya sean del pasado o del presente, siempre le dará su toque artístico final. Van más allá de lo que está hecho, por lo que cada proyecto que hacen, tratan de que sea único. 

Un arquitecto, una inversión de futuro

Como comentábamos al principio, puede parecer un poco descabellado contratar un arquitecto para una obra, por el coste inicial que implica que alguien esté a tu servicio, diseñándote algo especial y único. Pero, al final, la personalización es lo que marca la diferencia entre lo habitual y ordinario, e invertir en tu futuro y el de los tuyos, no tiene precio. En homify, podrás encontrar el profesional que necesites, desde un arquitecto, hasta un electricista o cualquier otro técnico que ayude al correcto desarrollo de tu proyecto.