Salones de estilo escandinavo: imágenes y decoración | homify Salones de estilo escandinavo: imágenes y decoración

Salones de estilo escandinavo: imágenes y decoración

¿Qué debo saber antes de decorar un salón con estilo escandinavo?

La decoración de estilo nórdico está especialmente indicada para crear atmósferas acogedoras que invitan a compartir momentos inolvidables al abrigo del calor del hogar. La estancia de encuentro por excelencia dentro de la casa, sea o no de inspiración escandinava, es el salón, un espacio concebido como punto de reunión en el que belleza y funcionalidad están al servicio de esa naturaleza social.

Tener un salón de estilo escandinavo es apostar por una habitación llena de luz en la que la amplitud, aunque sea únicamente como percepción espacial, es parte del encanto. Los diseños de planta abierta, decorados en blanco y con detalles en madera colonizando muebles y rincones, son muy frecuentes en el catálogo de propuestas que hacen de la inspiración nórdica su razón de ser.

La decoración de estos espacios tiende a ser limitada, a imagen y semejanza de los ambientes minimalistas, aunque no faltan recursos propios que marcan la diferencia entre uno y otro estilo. Los tonos neutros, la vegetación, las piezas de diseño orgánico, la madera o los textiles que juegan a crear contrastes con los tonos neutros que suelen protagonizar este tipo de salones también tienen cabida en planteamientos que, en suma, resultan cálidos y muy atractivos.

El mobiliario

Como corriente moderna que es, el estilo escandinavo busca la funcionalidad de los espacios y su aprovechamiento en todas las estancias de la casa, sin que ello suponga merma alguna en su potencial estético.  Si estás pensando en una decoración nórdica para el salón has de saber que habrás de buscar un mobiliario que cumpla con ambas atribuciones desde una concepción basada en la sencillez y la pureza de las líneas que combinan rectas y curvas. La idea es crear un espacio perfectamente conectado, en armonía en el que no se trate tanto de cantidad como de calidad. Unas pocas piezas bien escogidas serán suficientes para darle a tu salón un aspecto arrollador.

Estanterías, sillas con patas de madera, sofás simples pero prácticos… Lo funcional prima sobre lo estético aunque, en conjunto, el salón escandinavo tendrá todo lo necesario para conquistar en todos los sentidos.

Detalles handmade y Do it yourself

Los accesorios decorativos no son especialmente numerosos en salones nórdicos pero, como sucede con el mobiliario, los elegidos como parte del diseño tienen un carácter único. Teniendo en cuenta que una de las señas de identidad del estilo escandinavo es la presencia de la naturaleza en la decoración, las plantas o recursos que evoquen lo natural siempre serán bien recibidos, ya sea en forma de vegetación, ramas o piezas de diseño orgánico.

Por su carácter tradicional y esa conexión con la naturaleza, también tienen cabida en un salón nórdico artículos artesanales (handmade) así como (y esto está especialmente indicado para los más valientes a la hora de poner a prueba su talento creativo) piezas Do it yourself.  ¿Eres fan de la restauración de muebles? ¿No hay quien pueda con tu destreza ovillo en mano? ¿Te encanta customizar tus accesorios? Entonces no pongas límites a tu creatividad y salpica tu salón nórdico con esa impronta personal tan característica a base de muebles hechos con palets, piezas fabricadas con troncos, un plaid de crochet, porta velas en madera decorada…

Decoración de paredes

Cualquiera que piense en un salón de estilo escandinavo tendrá en su mente la imagen de una sala luminosa que, en muchos casos, deleitará a la vista con la pureza del blanco vistiendo paredes y muebles. Sin embargo, la hegemonía de esta propuesta cromática se completa con la presencia de tonos neutros que pueden combinarse creando atmósferas de incalculable belleza.

En lo que a la decoración de las paredes se refiere, es posible encontrar en este tipo de diseños, revestimientos que, generalmente en tonos neutros, dibujan patrones geométricos que añaden un extra de encanto a los ambientes. La introducción de materiales como el hormigón para revestir los muros es otra de las tendencias que está presente en salones escandinavos que, sin renunciar a su esencia, introducen guiños al estilo industrial con quien comparten, en cierto modo, el gusto por la desnudez y la naturalidad de las materias primas.

Otra buena idea que puedes incorporar a la decoración de las paredes de tu salón nórdico son los marcos y cuadros. Fotografías, lienzos con motivos contemporáneos o láminas inspiradas en la naturaleza pueden darle un carácter único a tu propuesta decorativa para el salón.

Inspiración con nombre propio

Conocer proyectos que, amparándose en el estilo nórdico, satisfacen tanto las necesidades funcionales como estéticas con éxito siempre es un buen modo de empezar a pensar en la decoración de nuestros interiores. El salón es un espacio en el que, quien más y quien menos, vivirá momentos inolvidables acompañado de familiares y amigos y, en consecuencia, es un lugar en el que no está demás incorporar una impronta personal.

En homify somos expertos en ofrecer ejemplos inspiradores que, con el aval de la experiencia de nuestros profesionales, te ayudarán a inspirarte para decorar tu salón con estilo escandinavo. Unos muebles funcionales, los colores apropiados, una distribución original… Sea cual sea la idea que tengas en mente, seguro que encuentras un diseño del que tomar propuestas para dar forma a tu proyecto particular.