Mensajes
Notificaciones

Salones

¿Cómo es el salón perfecto?

Cada uno tiene una concepción del salón de sus sueños distinta. Sin embargo, quien siga un par de reglas básicas, puede sacar lo mejor de cualquier salón. Uno siempre debe tener en cuenta, por un lado, las condiciones del espacio pero, por otra parte, también debe dejar que las preferencias personales se dejen ver en la distribución. Un salón se convierte en un hogar, si es acogedor y refleja nuestra  individualidad. Cómo decorar un salón fácilmente: aunque hay que ser creativos a la hora de elegir la decoración, no hay que olvidar que el salón debe ajustarse al resto de la casa. Os desvelamos algunos trucos para combinarlo todo, para decorar el salón tomando las decisiones correctas y para saber qué aspectos hay que tener en cuenta para convertir vuestro salón en el salón ideal:

Ideas e inspiración para nuestros salones: 

De moderno a clásico, de extravagante a minimalista: en nuestra sección de “Salones” hay innumerables ideas e inspiración sobre cómo decorar un salón para todos los gustos. En el momento que veáis un salón que os guste, con un solo clic podéis añadir la fotografía a vuestro libro de ideas. Los libros de ideas sirven para coleccionar inspiración. En cualquier momento puedes añadir o eliminar fotografías, así como cambiar su orden manualmente. Además, los campos de texto que vienen predefinidos en los libros de ideas te permiten incluir comentarios personales a vuestros proyectos favoritos. Los libros de ideas ya creados se almacenan automáticamente en vuestro perfil – ¡así tenéis siempre todas vuestras ideas a la vista!.

¿Cómo puedo decorar mi salón?

Hay diferentes estilos con los que se puede decorar un salón. Dado que el espacio debe reflejar principalmente nuestra individualidad, primero es esencial definir nuestra propia personalidad. Una vez claro este punto, se pueden empezar a tomar decisiones relativas a la pintura de la pared, el revestimiento del suelo o el mobiliario que queremos utilizar. ¿Queremos apostar por colores brillantes o preferimos colores suaves? Al menos tan importante como la apariencia es la funcionalidad. Así, antes incluso de decorar el salón,   debemos preguntarnos qué características debe cumplir el salón: ¿debe irradiar confort, ofrecer un amplio espacio de almacenamiento o ser flexible? Por supuesto, se pueden combinar diferentes requisitos. Sin embargo, cuanto antes sepamos lo que queremos, más fácil será poner en práctica nuestras ideas.

¿Qué color elijo para las paredes de mi salón?

Antes de elegir los colores para nuestros salones, debemos considerar si debemos darle al salón completo una nueva capa de pintura o simplemente solo acentuar algunas partes. En ese sentido, el tamaño de la habitación juega en relación con el color un papel crucial: mientras que los tonos pastel ponen a los salones pequeños en escena, los colores brillantes son más adecuados para los grandes salones o algunas áreas concretas. Dado que la incidencia de la luz solar puede darle al color de las paredes otros matices, siempre debemos probar el color deseado en áreas pequeñas y observarlo durante un día.

¿Qué tipo de suelo elijo para mi salón?

Para el revestimiento del suelo en los salones hay una gran variedad de opciones de diseño. Mientras que la madera tiene un efecto cálido y amable, las baldosas irradian fría elegancia y son muy fáciles de limpiar. Las alfombras, por otro lado, pueden ser reemplazadas fácilmente y tienen la ventaja de que mantienen los pies calientes. Lo que elijamos en última instancia es una cuestión de gustos y depende de las condiciones de la habitación. Antes de decantarnos por un determinado tipo de suelo, nos debemos preguntar qué efecto queremos lograr exactamente: ¿el salón debe rezumar paz y comodidad, o actuar de “gancho” del resto de la casa?

¿Qué estilo de decoración de salones combina conmigo? 

Sea rústico, escandinavo o mediterráneo, el estilo revela mucho sobre el carácter de cada inquilino. Razón de más para conocer exactamente nuestras propias preferencias. ¿El estilo de nuestro salón debe irradiar paz o ser el centro de atención? ¿Debemos resaltar determinadas zonas? No importa por cuál diseño terminemos apostando, lo importante es que se ajuste a nuestra personalidad. Y como el mobiliario  puede tener tantas facetas como nuestra personalidad, no hay que decidirse por un sólo estilo, sino que podemos combinar varios juntos.

¿Cómo puedo decorar mi salón? 

Difícilmente se puede resaltar más que con accesorios. Por lo tanto, decorar un salón correctamente no sólo le aporta el toque final, sino que puede alterar el panorama general – y lo mejor, con solo un pequeño esfuerzo. Como por lo general los elementos decorativos son más fácilmente reemplazables que los muebles, pueden traer a nuestro salón las tendencias más actuales sin problemas. Y es que los accesorios no deben perseguir ningún uso práctico por regla general, pero hay que tener en cuenta en el  momento de decorar que  estos siempre tienen que ir a conjunto con el resto del salón.

Consejos sobre cómo decorar un salón:

Si queremos decorar nuestro salón, debemos recordar que los muebles no suelen ser fáciles de cambiar, por lo que debemos meditar con antelación si la respectiva adquisición también tiene sentido a largo plazo. Nuestro consejo: invertir en lo clásico. Al utilizar muebles básicos, podemos adaptar nuesto salón fácilmente para que siempre esté a la última.

Antes de buscar el mobiliario adecuado, tenemos que tener en consideración también las características de nuestro salón. ¿Se trata de un espacio pequeño o grande? ¿Es luminoso o está en penumbra? ¿El resto de la decoración es sencilla o recargada? Al responder a estas preguntas se obtiene una imagen más clara de qué tipo de muebles requiere nuestro salón.

¿Qué estilo de decoración de salones debo usar?

Salones rurales 

Telas suaves, colores crema y patrones clásicos – El estilo rural destila sobre todo comodidad. La parte más importante de este estilo rural es la madera, sin duda. Da igual si es una mesa de café o un armario empotrado – la madera no puede faltar en ningún salón rural. En cuanto a la decoración, los pequeños detalles juegan un papel importante: desde la almohada con estampado a cuadros hasta las velas.

Telas suaves, colores crema y patrones clásicos – El estilo rural destila sobre todo comodidad. La parte más importante de este estilo clásico es la madera, sin duda. Da igual si es una mesa de café o un armario empotrado – la madera no puede faltar en ningún salón rural. En cuanto a la decoración, los pequeños detalles juegan un papel importante: desde la almohada con estampado a cuadros hasta las velas

Salones minimalistas

Las líneas limpias y los colores simples. En un salón de estilo minimalista el mobiliario debe ser reducido a lo esencial. Fiel al lema menos es más, se recomienda comprobar de vez en cuando nuestras pertenencias y, si es necesario, ordenarlas. Por ello es importante dejar suficiente espacio para el almacenamiento; cuanto más integrado y funcional sea, más fácil es mantener el orden durante más tiempo. En cuanto al suelo, el techo y las paredes, abunda el hormigón, y el cristal para los marcos minimalistas.

Salones clásicos

Un salón clásico es sujeto estándar de un diseño atemporal y elegante. En lugar de llamativos colores en sus paredes o piezas de mobiliario inusuales, se emplean aquí los clásicos simples. Combinación típica: mezcla de tonos blancos y negros, así como de varias tonalidades de gris. Esto se debe a que, cuando se crea un salón clásico, el objetivo es crear una sensación de armonía, pero solo cuando se consigue la interacción entre el suelo, el color de las paredes, los muebles y los elementos decorativos, lo alcanzaremos.

Salones eclécticos

Para quienes consideran que la decoración sencilla pierde con el tiempo su atractivo, debe decidirse por un salón ecléctico. En cuanto a colores, formas y patrones, la imaginación no tiene límites. Se recomienda especialmente no tener aversión a inconsistencias estilísticas. Por el contrario, la mezcla de colores y patrones, ¡son más que bienvenidos! Una alfombra étnica junto a un sofá Chesterfield o una pared de graffiti detrás de un sofá a cuadros – ¿por qué no? En última instancia, solamente rige una regla de estilo: está permitido lo que nos gusta – cuanto más colorido y llamativo, ¡mejor!

Salones rústicos

Si tuvieras que describir el estilo rústico en tres palabras, sería: no hay lujos. La madera es el elemento más importante y no puede tampoco por supuesto faltar a la hora de diseñar  salones rústicos. Con muebles rústicos se crea un ambiente acogedor y sin complicaciones, por lo que los elementos decorativos deben utilizarse con prudencia, debido a que es la funcionalidad lo que debe priorizarse aquí.

Salones modernos

Los salones modernos solo pueden definirse siguiendo las tendencias más actuales. Si optamos por la modernidad, tenemos que estar dispuestos a tener en cuenta y a asumir los cambios, puesto que con el tiempo, no sólo varía nuestro gusto personal, sino también la moda decorativa. Para poder adaptar siempre nuestro salón a las últimas tendencias, es aconsejable confiar en los clásicos asegurados y cambiar aspectos parciales como el papel tapiz, una alfombra, o las fotografías de la pared. 

Salones de estilo industrial 

Para crear un salón de estilo industrial, debe haber ciertas condiciones elementales, como una planta abierta – en el mejor de los casos, un loft o una antigua fábrica. Lo más característico son los materiales de ladrillo y hormigón y el uso de los no-colores negro, blanco o gris. En general, el estilo industrial es bastante frío y simplista, pero se puede romper con elementos individuales tales como alfombras, cojines o cortinas.

Salones escandinavos

El diseño optimizado es el alfa y el omega en los países escandinavos. Un salón escandinavo viene marcado por el blanco y toda la gama de grises  sobre todo, así como por formas geométricas y la madera natural. Aunque los patrones delicados y los suaves tonos en telas y elementos decorativos pueden actuar como llamativos, nunca deben combinarse varios patrones o colores entre sí.

Salones mediterráneos

Cuando se piensa en un salón mediterráneo nos vienen principalmente a la cabeza las baldosas de terracota y la combinación de diferentes tonos de marrón. De hecho, el estilo de diseño de interiores mediterránea se basa en gran medida en las características de países mediterráneos como Italia, España y Grecia. Debido al clima cálido y la proximidad al mar,  materiales como la piedra natural y colores como el blanco o el azul claro juegan también un papel crucial. Tanto si se trata de la selección de los muebles, los textiles o de la pintura de las paredes, debe pensarse en un estilo de vida muy especial: la Dolce Vita, la ligereza de los países mediterráneos.

Decorar salones pequeños

Decorar salones pequeños puede ser un verdadero desafío. Con el enfoque adecuado, sin embargo, los metros cuadradros no tendrán ninguna influencia sobre lo cómodo y acogedor que será nuestro salón. En principio, en los salones pequeños se debe evitar utilizar diseños atrevidos y centrarnos en los colores que agranden visualmente el espacio. Si se seleccionan muebles en el mismo tono del suelo o de las paredes, esto puede causar una ilusión óptica que compense la falta de espacio de una forma discreta.