Piscinas: Ideas, diseños y construcción

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Construcción de piscinas

A la mayoría de los españoles le encantaría tener una piscina en casa para poder darse un chapuzón cada vez que el calor apriete. Si tienes la suerte de contar con espacio en tu jardín y estás pensando en construir una, antes que nada te recomendamos que des todos estos pasos que a continuación te enumeramos:

1.- Medir bien el área: Para empezar, debes medir a la perfección cuántos metros cuadrados vas a poder/querer destinar a tu piscina, ya que de ello dependerá la distribución del espacio del resto de tu jardín y del área de descanso de la propia construcción. 

2.- Elegir un tipo de piscina: Existen varias formas y tamaños que puedes elegir en función de tus necesidades o posibilidades económicas. Entre las más comunes, puedes encontrar las siguientes: 

Piscinas de obra: Son las más comunes por su gran resistencia y durabilidad, así como por la cantidad de acabados que ofrecen. El hormigón, el hormigón Gunita o un sistema de encofrados de hormigón en bloques es el material más utilizado en su construcción por su impermeabilidad. Desventajas: su alto coste y largo tiempo de realización. 

Piscinas prefabricadas: Estas piscinas están muy de moda sobre todo por la rapidez de su instalación (suele durar entre 10 y 15 días) y su infinidad de formas y acabados. Son mucho más baratas que las de obra (se usa sobre todo políester y acero, aunque ahí su precio sube), pero también duran menos. Pueden estar elevadas, enterradas o semienterradas en el suelo, y suelen perder su color con el sol.  

Piscinas desmontables: Estas son ideales para espacios pequeños y para aquellos que no quieren renunciar a tener una piscina a pesar de contar con poco presupuesto. Como su propio nombre indica, te permiten montarlas y desmontarlas con facilidad, por lo que no requieren de obras ni mantenimiento constante. Existe, por supuesto, un claro “pero”: su resistencia es mucho menor que la de las anteriores. Los materiales más usados en ellas son el aluminio, las lonas de PVC, el políester y otros materiales ligeros similares. 

3.- Rodearte de un grupo de profesionales: Si vas a construir una piscina de obra, es fundamental para el éxito de esta que te dejes asesorar por expertos en el tema. En primer lugar, un arquitecto debe elaborar el proyecto, especificando las medidas, profundidad y demás información técnica de tu futura piscina. Además, necesitarás un equipo de albañiles que cave y aplane el agujero donde irá ubicada. Después un fontanero deberá colocar todas las tuberías, seguido por un electricista que termine por instalar la iluminación de la piscina. Por último, entraría el papel del contratista, que colocará las paredes y la construirá según acordaste.

4.- Pedir una licencia de obras: La legislación española relativa a la Construcción de Piscinas de uso privado es la más tolerante de la Unión Europea debido a la rapidez y facilidad con la que se pueden llevar a cabo los trámites oficiales. En primer lugar se debe presentar un proyecto técnico de la piscina ante el ayuntamiento del municipio correspondiente para conseguir la licencia de obras (su coste ronda el 4% del presupuesto).  Las condiciones varían dependiendo de cada municipio pero en todos se exige que el terreno sea legalmente edificable y que las distancias desde la piscina a la calle y casas colindantes sean las adecuadas. Además, los desagües y la red municipal de aguas residuales deben estar bien conectados, así como la instalación eléctrica debe cumplir el Reglamento de Baja Tensión.

5.- Regularizar su situación ante el Ministerio de Hacienda: Construir una piscina en el hogar supone una ampliación del inmueble y, como consecuencia, un aumento del precio y el valor neto de este. Si no la das de alta en Hacienda, estarías cometiendo un fraude por evasión de impuestos y te generaría problemas legales, por lo que te recomendamos que seas bastante riguroso en este sentido e informes de todas las modificaciones que hagas en tu casa.  En 2016, Hacienda descubrió 1,69 millones de inmuebles en España que no se habían tributado, lo que supuso una recaudación extraordinaria de 1254 millones de euros en el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). 

¿Cuánto cuesta construir una piscina en España?

El precio de una piscina en nuestro país varía en función del tamaño, profundidad, tipo y forma de esta, así como de los profesionales que contrates para que la construyan: entre más trayectoria y reputación tengan, sus precios serán más elevados. Asimismo en cada ciudad los precios son diferentes, por lo que aquí solo vamos a ofrecerte una aproximación para que puedas hacerte una idea. 

Una licencia municipal de obra ronda los 1000€ de media. Después de haberla conseguido, hay que contar, no solo el coste de construcción de la piscina, sino también de los extras: la instalación de escalerillas (las de aluminio son las más económicas) o de una ducha (las solares suelen salir a mejor precio) y la compra de una depuradora.  

-Si quieres construir una piscina pequeña (basándonos en una construcción de hormigón y un tamaño de 5x3m con una profundidad de 1.40m), necesitas una inversión inicial de unos 10.000€ sin IVA. A eso hay que añadirle por supuesto los costes por el proyecto de obra, la impermeabilización, las labores de fontanería y depuración y la iluminación, así como los complementos de los que hablábamos antes. 

-Si tu construcción va enfocada hacia un tamaño mediano (de entre 7x3m con una profundidad de 1.40m y 9x3.80 m y profundidad máxima de 1.80m) te puede costar aproximadamente entre unos 12.000€ y 17.000€ aproximadamente. 

Si a todo eso le quieres sumar la construcción de una zona de jacuzzi o un bar, tendrás que invertir una buena cantidad extra de dinero, pero por supuesto todo esto depende del presupuesto con el que cuentes.