Módulos de cocina: ideas, diseños e imágenes | homify Módulos de cocina: Ideas, diseños y decoración
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:2982:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

Módulos de cocina: Ideas, diseños y decoración

La cocina es una de las estancias de la casa que más ha evolucionado en los últimos tiempos. Y no nos referimos solo a los nuevos muebles, grifos o materiales que han surgido, sino también a su configuración, uso y a su papel dentro de la casa.

Mientras que antes esta era un lugar únicamente de trabajo reservado a la mujer, ahora esta estancia se abre hacia el resto de la casa, democratizando las tareas y convirtiendo esta estancia en una habitación más de la casa. En ella no solo se trabaja, sino también se disfruta. Así que la cocina es ahora un lugar en el que invertir mucha creatividad para adaptarla a nuestra forma de vida y nuestros gustos personales.

Cómo instalar módulos de cocina

Para diseñar tu cocina ideal, antes que nada has de hacerte una idea del estilo que buscas y recopilar ideas para su diseño, ser consciente del tamaño con el que cuentas y del uso que le vas a dar. Si prefieres una gran encimera cómoda para trabajar o por el contrario, una pequeña porque no cocinas mucho. Luego llega el momento de configurar cada zona y pensar en los módulos de cocina que vas a necesitar.

Generalmente los módulos se usan en el diseño de cocinas integrales, dividiendo este espacio en módulos de 60 cm, que es el ancho de casi todos los electrodomésticos: lavadora, lavavajillas, secadora, horno… Así que puedes coger un papel y lápiz y  empezar a dividir tu futura encimera en franjas de 60cm. La profundidad de la encimera suele ser también de unos 60 cm como mínimo, y de alto aproximadamente 85 cm.

Entre los electrodomésticos lo normal es colocar armarios de cocina inferiores con baldas interiores, o también cajones. Si te decides a instalar tú misma estos armarios, has de comprar primero el módulo con el acabado de las puertas de los armarios deseado, incluido los pomos o tiradores. Una vez los tengas, hay que colocarlos sobre unos apoyos que nivelarán la altura de cada módulo a la medida deseada que posteriormente tendrá la encimera de la cocina. Habrás de asegurarte en cada momento que los pies están bien colocados y el módulo en posición perfectamente horizontal.

Después, unirás cada módulo de cocina o cajón entre ellos mediante tornillos, y harás los agujeros necesarios para que puedan pasar cables o tuberías. Comprueba que los cajones y armarios se abren con facilidad y que no encuentran ningún obstáculo para su correcta apertura. Es muy importante que puedas acceder hasta cada rincón del armario y además, de manera cómoda.

Materiales y precios

Encontrarás gran variedad de materiales y precios en el mercado para los acabados de tus módulos de cocina, visibles sobre todo en las puertas de los armarios y en los frentes de los cajones. Entre ellos están:

- Las maderas más comunes como el roble rojo (fuerte y barato), el roble blanco (más duradero que el rojo), arce (menos denso que los robles, color claro), nogal (más ligero que el roble, acabado natural), cerezo (imagen contemporánea, oscurece con los años y es lo suficientemente duro para usar en la cocina), abedul (más fino que el arce, algo más caro), fresno (color claro), pino (es una madera blanda susceptible a las abolladuras, clara y económica).

Obviamente los precios varían si la cocina es chapada con madera o de madera maciza. Una cocina completa de madera maciza tiene un precio superior a 10.000 euros. Ten en cuenta que los muebles de madera maciza son trabajos artesanales, mientras que los módulos de cocina de madera chapada los puedes encontrar terminados por precios que empiezan en los 25 euros según las medidas y número de puertas del mueble.

- Maderas especiales, como la caoba (aspecto rojizo, envejece bien), nogal (marrón oscuro tiende a negro), ébano (madera oscura con vetas).

- Laminados. Este tipo de acabado para los muebles es el más usado en las cocinas de presupuesto medio. Es fácil de limpiar, resistente a los roces y manchas, económico y los puedes encontrar en infinidad de colores y acabados. El laminado consiste en un papel decorativo melamínico que se funde a ambas de caras, haciendo una superficie libre de poros y con buena resistencia al desgaste.  Este luego se coloca sobre puertas de armarios o cajones de aglomerado. Puede mostrar un acabado liso o llevar impreso un diseño de madera u otro material natural.

- Acero inoxidable. Este tipo de acabado para los muebles de tu cocina es ideal si quieres darle un estilo industrial o muy moderno. Además es muy duradero y fácil de limpiar, y es perfecto para cocinas exteriores porque es muy resistente a las inclemencias del tiempo y cambios de temperatura.

¿Qué módulos de cocina debo usar y cómo puedo distribuirlos si tengo una cocina muy pequeña?

Si una cocina de tamaño normal debe tener un diseño cuidado, las pequeñas aún más. Y esto es así porque cada centímetro cuadrado debe ser aprovechado al máximo. Lo ideal es contar con una encimera que ofrezca la mayor cantidad de superficie de trabajo posible, y si se puede, colocar una isla o una barra que sirva como mesa para comer pero también para trabajar. Si crees que esta es tu mejor opción, ten en cuenta que has de dejar unos 120 cm entre la parte exterior de la encimera y la isla para poder moverte con soltura. Si quieres ayuda profesional, los diseñadores de cocinas podrán ayudarte, dándote ideas frescas para tu nueva cocina, y diseñando los módulos que mejor encajen en tu espacio.

La multifuncionalidad de los muebles es el secreto. Y también instalar armarios que lleguen hasta el último rincón. Armarios que pueden aparecer detrás de puertas, incluso en las esquinas sobre la encimera. Piensa no sólo en superficie, sino también en altura. Los armarios pueden crecer hasta el techo, pero sin recargar en exceso el espacio.

Lo importante es que tu cocina sea cómoda y ofrezca espacio de almacenaje tanto para utensilios como para guardar comida, pero también ha de sentirse ligera y amplia. Para ello sírvete de muebles con acabados lisos y de colores claros.