Jardines japoneses: Ideas, diseños y decoración

  1. Inspirado en la naturaleza, el zen nos envuelve a todos: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  2. Jardin Zen en un pequeño espacio: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. Jardin Zen en un pequeño espacio: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  5. diseño zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  6. Jardin Zen en un pequeño espacio: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  7. diseño zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  8. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  9. jardín zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  10. diseño zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  11. jardín zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  12. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  13. The Green Pool- Piscina Zen en Madrid: Jardines japoneses de estilo  de AGi architects
    Ad
  14. Jardin Zen en un pequeño espacio: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  15. Jardin Zen en un pequeño espacio: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  16. Jardin Zen en un pequeño espacio: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  17. Ca na Mar i en Pere: Jardines japoneses de estilo  de PONT consultori d'arquitectura
  18. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  19. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  20. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  21. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  22. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  23. La isla de la tortuga: Jardines japoneses de estilo  de Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  24. Jardines japoneses de estilo  de homify
  25. jardín combinado: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  26. jardín combinado: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  27. espacio zen-: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  28. espacio zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  29. jardín combinado: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  30. jadín combinado: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  31. jardín zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  32. sin mantenimiento: Jardines japoneses de estilo  de contacto36
  33. jardín zen: Jardines japoneses de estilo  de contacto36

¿Quién no ha deseado por un momento olvidar el mundo que le rodea para tener un momento de calma? Los jardines japoneses, también denominados karesansui o jardines zen, son una maravilla de la tradición oriental que cada vez más occidentales están aprendiendo a apreciar. Los monjes japoneses los usaban como espacio de meditación. Ahora, tú también puedes disfrutar de este santuario de la tranquilidad, en tu propia casa.

Los jardines zen están creados para su contemplación, por lo que es común que estén dispuestos junto a una plataforma o una terraza elevada. Estos jardines tradicionales constituyen un mundo en miniatura: la arena representaba el mar y las rocas, las islas de Japón. En Occidente, el concepto de estos jardines también está relacionado con la tradición china del Feng Shui. Según esta filosofía, cada espacio de nuestro hogar puede alcanzar la armonía si está correctamente orientado y ordenado.

De origen taoísta, el Feng Shui busca la armonía y su influencia positiva sobre las personas, basada en la existencia de una fuerza vital o chi, que depende de factores como la disposición del espacio o la orientación de los objetos. El mundo de la arquitectura y la decoración actual ha tomado prestados los principios de esta forma ancestral de entender el mundo para diseñar todo tipo de espacios, desde oficinas hasta viviendas, y, por supuesto, en los diseños de jardín.

Cómo diseñar un jardín japonés

El Bagua es una de las herramientas más conocidas del Feng Shui. Se trata de un mapa que muestra la relación de la energía con los distintos espacios de la casa, sirviendo de guía para ubicar los objetos dentro de una estancia. En el caso del jardín, podemos diferenciar varios sectores, a los que corresponden diferentes elementos.  

El jardín debe estar enfocado al Este, hacia la salida del sol. A continuación, los cinco elementos marcarán la distribución. El elemento Agua (zona norte) es el emplazamiento ideal para un estanque o una fuente. El elemento Tierra (zona noroeste y sudoeste) es propicio para rocalla, arena o piedras. Dentro del elemento Madera (zona este y sudeste) ubicaremos árboles ornamentales y frutales, flores o plantas pequeñas. El Fuego (Sur) es apropiado para colocar esculturas. Finalmente, el Metal (oeste, noroeste) se asocia a elementos como esculturas o campanillas de viento.

Materiales para crear un jardín japonés

A la hora de diseñar tu jardín zen, elige elementos naturales. Los plásticos y otros materiales sintéticos están terminantemente prohibidos. Los materiales habituales se basan en los cinco elementos ya citados anteriormente. El metal, con efectos revitalizantes sobre espacios de energía estancada, está representado en esculturas tradicionales como la tortuga, símbolo de protección, o las campanillas de viento y su armonioso tintineo.

La madera tiene un efecto estabilizador o calmante, mientras que el vidrio o la cerámica natural aceleran esta corriente natural. Las fibras naturales, como el bambú, la paja o el mimbre, también tienen la capacidad de ralentizar la energía.

La piedra ayuda a estimular y acelerar el flujo del chi, si usamos piedras lisas y pulidas, o dispersarlo, en el caso de piedras más angulosas. Las baldosas y superficies de ladrillo o las alfombras de fibra natural también pueden contribuir a crear una buena energía.

La incorporación de tejidos en el diseño de tu jardín puede aportar textura y contribuir a crear una atmósfera relajante, aunque su uso excesivo también puede ralentizar el “chi”.

Decora con la naturaleza

En los jardines chinos, muchas plantas tienen una interpretación simbólica. Por ejemplo, el bambú, el pino y los cipreses representan la longevidad. Entre las flores, las especies más tradicionales son la azalea, la peonía y los crisantemos. Sin embargo, hay otras muchas más especies que funcionarán bien en tu jardín japonés: flores lotos, magnolias, narcisos, gardenias, orquídeas, lirios o iris ayudarán a crear una composición cromática perfecta para este enclave singular.

Un profesional de la jardinería puede ayudarte a elegir las variedades de plantas y flores que mejor se adapten a la climatología y las características geográficas del lugar donde se ubique tu jardín. Ante la duda, apuesta por especies autóctonas o lo suficientemente resistentes para adaptarse a este nuevo entorno.

Mantén tu jardín en armonía

Cuando hablamos del mantenimiento de los jardines japoneses, debemos cambiar nuestro punto de vista y afrontar estas labores como una contribución al mantenimiento de la armonía de energías que hemos creado en ese espacio. No se trata de jardines por los que pasear o zonas de juego, por lo que debemos mantener lejos a mascotas o niños.

Limpiar las malas hierbas, mantener el jardín limpio y la arena cuidada, vigilar que las plantas tienen un riego adecuado y fertilizar el terreno regularmente te permitirá mantener tu jardín siempre perfecto.

Jardines japoneses interiores

Si sueñas con la paz de un jardín zen, también puedes disfrutarlo en un formato en miniatura. La presencia de estos mini jardines en los centros de trabajo se ha extendido ampliamente en los últimos años, con la idea de ayudar a relajarse a los empleados.

Tener un jardín japonés en miniatura en tu casa o tu oficina es muy sencillo. Sólo necesitas dos elementos básicos: arena y rocas. Rellena un recipiente en forma de cuenco con la arena y dispón sobre ella los objetos que van a decorar tu pequeño jardín. En este caso, lo fundamental es dejar espacio para dibujar sobre la arena. Una forma sencilla y asequible para todos los bolsillos para disfrutar de un momento de paz, en cualquier lugar.