Estilo minimalista: Diseño e ideas de decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. Interior Casa Particular: Cocinas integrales de estilo  de Luxiform Iluminación
    Premium
  4. Vivienda Unifamiliar Picassent (2012): Casas de estilo minimalista de DosiCreatius
    Premium

El origen del estilo minimalista se dice que surgió tras la Segunda Guerra Mundial, en el momento en que la mayoría de la sociedad sufría carencias y se tuvo que aprender a vivir con menos. Esta situación marcó que la decoración se hiciera solo con lo esencial, intentando aunar estética y funcionalidad, segunda premisa que marca este estilo de interiores. No en vano, la famosa frase menos es más es su lema. 

¿Cómo conseguir un interior minimalista?

Los interiores minimalistas se convierten en verdaderos oasis de tranquilidad. Es por eso que este estilo es uno de los favoritos en la arquitectura de interiores y exteriores. La regla de oro es simple: escasa decoración estratégicamente colocada. La presencia de la luz natural también es una característica imprescindible, al igual que el respeto por el espacio y su geometría. El mobiliario no ha de imponerse a la estancia que habita sino complementarla en parte funcional. 

¿Qué predomina en este estilo?

Líneas rectas y geometrías sencillas son siempre bien recibidas en este estilo, donde lo exagerado no tiene cabida y la curva y lor orgánico tan solo de pasada. Se trata de buscar en la sencillez de lo esencial. Y es precisamente ahí donde radica la belleza de este estilo. 

¿Qué colores asociamos al minimalismo?

Si existe un protagonista indiscutible y absoluto de este estilo es, sin lugar a dudas, el blanco. El color más puro y luminoso de nuestra paleta. Esta tonalidad, además, nos aporta otras ventajas: la arquitectura gana amplitud y brillo. 

¿Cuáles son los materiales empleados más comunes en este estilo?

Esta pregunta puede tener diferentes respuestas. Se podría decir que los materiales más empleados en obras y espacios minimalistas son la piedra, el hormigón, el vidrio, el acero y el la madera. Siempre y cuando se utilicen de la manera más sincera posible, es decir, sin tratamientos ni adornos que oculten su belleza natural