Dormitorios escandinavos: ideas, diseños e imágenes | homify Dormitorios escandinavos: ideas, diseños e imágenes
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:2982:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

Dormitorios escandinavos: ideas, diseños e imágenes

Un dormitorio para soñar

Si hay una característica fundamental que ha de estar presente en la decoración de cualquier dormitorio esa es la serenidad. La habitación de la casa reservada al descanso debe ser un escenario que inspire a la relajación y, en este sentido, el estilo escandinavo es perfecto para crear un ambiente propicio para reunirnos con Morfeo. La elegancia y sencillez que protagonizan este tipo de propuestas son, con frecuencia, las claves principales de su éxito.

Desde los colores a los textiles, pasando por la iluminación o los accesorios decorativos, cada una de las herramientas que sirven para componer estas estancias conecta con el resto de un modo natural y perfecto, propiciando un equilibrio y armonía ideales para un dormitorio de ensueño.

La apuesta por el blanco y los colores claros es una constante en los interiores de casas de  estilo nórdico y, el dormitorio, no es una excepción. Sin embargo, para la decoración de estas habitaciones, la corriente se vale de multitud de recursos que no sólo sirven a la pureza del estilo, sino que, además, confieren al conjunto un encanto indispensable para una habitación de la casa con personalidad propia.

¿Cómo conseguir una decoración escandinava en el dormitorio?

Cuando pensamos en ambientes de estilo nórdico nos vienen a la cabeza interiores que transmiten tranquilidad, escenas acogedoras con cierto aire familiar a las que pocos podríamos resistirnos. Siendo así, no es de extrañar que un dormitorio de estilo escandinavo represente a la perfección esa naturaleza cálida, convirtiéndose en un lugar embriagador con un simple golpe de vista.

Como es habitual en este tipo de decoración, el blanco es un color muy frecuente para estos dormitorios que denotan serenidad, aunque puede combinarse con tonos grises o neutros que, en cualquier caso, siempre serán claros. Una de las licencias que puede incorporarse a la decoración de las paredes de esta habitación de la casa, es el uso de patrones geométricos que, sin necesidad de recurrir a grandes giros estéticos, aporte un detalle diferenciador al ambiente. Tampoco es de extrañar que la hegemonía de los tonos claros encuentre en los matices cromáticos un recurso perfecto para dotar a estos espacios de un halo de modernidad.

Los textiles, una pieza clave

Pese a ser un estilo que gusta de apostar por decoraciones desprovistas de demasiados artificios (muy en línea con la concepción minimalista del diseño de interiores) los textiles son un recurso muy valioso para los dormitorios escandinavos. Estos elementos suelen hacer de contrapunto a la pureza del blanco y, con frecuencia, permiten añadir toques de calidez subiendo la temperatura de los ambientes.

Más que apostar por colores potentes que puedan poner en riesgo la armonía de una atmósfera nórdica, se trata de incorporar texturas que confieran al conjunto un halo de atractivo que explore la vertiente más atrayente de la estancia. Las alfombras, por ejemplo, son un recurso a tener en cuenta para decorar el dormitorio con este estilo, siempre buscando que el tacto sea agradable y cálido. Lo mismo ocurre con los cubre camas, otro elementos interesante que puedes incorporar para conseguir tus objetivos. La piel y los tonos oscuros están permitidos en estos recursos con los que puedes añadir notas de carácter al conjunto.

La naturaleza, siempre presente

Si el color, la iluminación o los textiles son aspectos que has de tener presentes a la hora de decorar tu dormitorio con estilo escandinavo, otra cuestión que no debes pasar por alto es el gusto por lo natural propio de esta corriente. En composiciones nórdicas, ya sea el dormitorio, el salón, la cocina o cualquier otra habitación de la casa, los elementos que evocan a la naturaleza son una pieza más de la decoración.

La fórmula más sencilla de trasladar ese halo natural a tu dormitorio es decorar con plantas, aunque hay quienes se resisten a introducirlas en la habitación. Si no te seduce la idea de la vegetación como parte del cuadro decorativo de tu estancia, también puedes colocar ramas o flores secas como accesorios que den un toque distintivo al conjunto. Los diseños orgánicos están de moda y pueden ayudarte a crear atmósferas muy particulares con reminiscencias rústicas. 

Precisamente, la madera es una de las materias primas preferidas en los interiores de estilo escandinavo de modo que, si quieres un dormitorio 100% nórdico, no temas a incorporar detalles fabricados con este material noble. La base de la cama, un sinfonier, unas estanterías, una pequeña mesita de noche, una silla con patas de madera… ¿Cuál encaja mejor en tu planteamiento?

¿Dónde buscar inspiración para un dormitorio de estilo nórdico?

Los ambientes de estilo nórdico han sabido hacerse un hueco en el diseño y la decoración de interiores de todo el mundo. Más allá de las propuestas popularizadas por el gigante sueco, los ambientes que evocan la estética de los países del norte de Europa están presentes en multitud de ejemplos en revistas, programas de televisión y, cómo no, en internet.

No obstante, dicen que la experiencia es un grado y, puestos a ofrecer soluciones de éxito con nombre propio, en homify encontrarás una amplia selección de profesionales que pueden ayudarte a dar con el diseño perfecto de un dormitorio de estilo escandinavo. Tanto si estás pensando en dar vida al proyecto desde cero, como si necesitas introducir algún que otro matiz para volver a enamorarte de tu dormitorio de estilo nórdico, sólo tienes que darte un paseo por la amplia selección de propuestas y prepararte para vivir la inspiración. ¿Te apuntas?