Dormitorios: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

El dormitorio – Un lugar de paz

Todos buscamos lo mismo en nuestro dormitorio – que sea un santuario que nos aísle del desgaste de nuestra vida cotidiana y un lugar agradable y refrescante en el que podamos recargar nuestras baterías. Pero, como una de las habitaciones más privadas de nuestra casa, es también un lugar donde podemos reflejar nuestras preferencias individuales, a fin de crear el escenario perfecto que nos permita disfrutar de un sueño feliz y reparador.

¿Cómo diseño mi dormitorio? 

Por supuesto, no hay una única respuesta correcta al respecto pero, antes de sopesar varias ideas hay que tener en cuenta, para empezar, el tamaño y la forma del espacio, así como el estilo de nuestra vivienda. Por ejemplo, es poco probable que un dormitorio de estilo rural vaya a funcionar muy bien en un pequeño apartamento moderno. Luego está la cuestión de nuestras propias necesidades: ¿tenemos el sueño ligero y nos hace falta un ambiente muy relajado o, por el contrario, nos cuesta despertarnos por la mañana y necesitamos una estancia muy luminosa y alegre? Debemos hacernos este tipo de preguntas, ya que podrían influir a la hora de decidir cómo hacer un cambio de imagen a nuestra habitación.

Consejos para decorar:

La cama es el punto central del dormitorio. Colócala a un lado de la ventana; así la luz no te molestará. No obstante, antes de comprarla, tienes que considerar que el lugar donde la vayas a colocar tenga -al menos- 40 cm libres a cada lado para las mesitas de noche. 

Otro elemento importante es el armario. Si tienes espacio suficiente, puedes dejar toda una pared para colocarlo. Si no quieres que el ambiente parezca visualmente recargado, cómpralo de color blanco y no demasiado alto. Además, podrías complementar con una cómoda, siempre útil para tener un acceso más fácil a tu ropa. En cuanto a sus puertas, te recomendamos que sean correderas; son un poco más caras pero ganarás en espacio. No obstante si eliges un armario de puertas batientes, considera que debes dejar unos 80 cm libres para que pueda abrirse con comodidad.

¿Qué tipo de suelo debo poner? 

Los suelos de madera pueden dar al dormitorio sensación de limpieza y amplitud, pero a menos que tengamos calefacción por suelo radiante, poner una moqueta es la mejor opción, teniendo en cuenta que caminaremos descalzos al menos de vez en cuando. Otro punto que debemos considerar es que, si tenemos el sueño ligero o vivimos en un vecindario algo ruidoso por la noche, las alfombras ayudan a amortiguar los sonidos, no así los suelos de madera. Dicho esto, siempre se puede lograr un término medio habilitando zonas de suelo en las que prime la madera y otras en las que haya mullidas alfombras sobre las que nuestros pies desnudos puedan andar libremente.

¿Qué tipo de accesorios debo utilizar? 

Los textiles son nuestros principales aliados para aportar calidez y color a nuestro dormitorio. Apuesta por cojines de diferentes tamaños y formas y coloca un plaid sobre la cama. ¡Querrás pasar más tiempo dentro que fuera de ella! En cuanto a las cortinas, opta por telas ligeras y de colores claros para que entre la mayor cantidad de luz posible y aumente visualmente el espacio. Y recuerda: no las acortes a ras de suelo. Ahora se lleva dejar unos 30 cm de más para que queden más holgadas.

¿Cómo puedo amueblar un dormitorio de matrimonio pequeño? 

Antes de decantarnos por un determinado estilo de decoración, es vital echar mano de la cinta de medir y ver de qué tamaño debe ser nuestra cama para que encaje sin mucho esfuerzo y nos deje a la vez espacio suficiente para andar por la habitación. Colores magnolia, muebles claros, espejos y fotografías de paisajes ayudan a engañar a nuestros ojos, haciendo la habitación más grande y espaciosa visualmente. Debemos buscar muebles multiusos que oculten el desorden de una manera ordenada y creativa pues, además, aportan un toque de diversión.

Dormitorios blancos 

Un dormitorio blanco garantiza al 100% serenidad, y también es una opción segura si estamos decorando una vivienda que tenemos pensada vender en un futuro próximo. Podemos introducir en ese lienzo blanco algunas sutiles variaciones, jugando con diferentes tonos de magnolia y crema o recurriendo a una amplia gama de texturas al elegir los accesorios: sábanas y almohadas de algodón que contrasten con una colcha de punto, por ejemplo; o un tocador brillante que contrarreste el efecto de una mullida alfombra. De esta manera, un cuarto blanco normal puede convertirse en una habitación mucho más original.

¿Qué colores y tipo de papel pintado debo usar? 

Si tenemos problemas para conciliar el sueño por la noche, quizás debamos recurrir a tonos neutros -ayudan a relajarnos-, combinados con una suave iluminación. Si, por el contrario, nos resulta difícil poner un pie fuera de la cama por la mañana, entonces sería una buena idea optar por un color brillante y alegre que nos haga comenzar el día con energía. Las tonalidades pálidas se pueden utilizar para crear una mayor sensación de espacio en un dormitorio pequeño, pero si la habitación es fría o está orientada al norte, se deben relegar los azules-grises en favor de los tonos más cálidos. Si elegimos papeles pintados con motivos densos o colores estridentes, podríamos perturbar el ambiente relajado de nuestra habitación, por lo que es mejor si nos ceñimos a diseños más tranquilos y sutiles.

¿Cómo puedo aislar la habitación de los ruidos de la calle?

Una de las desventajas de vivir en un piso en la ciudad es su alta exposición a los ruidos exteriores. Y, si encima el tuyo es un vecindario con mucha vida nocturna, seguramente habrás pasado más de una noche en vela. Si quieres una alternativa más efectiva que comprar tapones para los oídos, te aconsejamos que optes por aislar acústicamente las paredes y ventanas de tu dormitorio. 

Aunque siempre es adecuado consultar a un profesional, si eres manitas puedes llevar a cabo tú mismo la reforma siguiendo los siguientes pasos:

Aislamiento de las paredes

Primero, quita los rodapiés y las molduras de escayola para, a continuación, colocar una lámina viscolástica en todas las paredes de la habitación, asegurándote de que estén bien fijadas con cinta adhesiva. Después, pon perfiles metálicos dejando una cámara de aire con el cerramiento original (ahí introducirás el aislante, puedes usar fibra de vidrio, poliuretano, poliestireno expandido o lanas minerales). Por último, asegura las nuevas placas de yeso para cubrir las paredes. 

Aislamiento de las ventanas

Aquí existen dos opciones: instalar una doble ventana o colocar una ventana térmica de doble cristal. En las dobles ventanas, los cristales deberán tener como mínimo 4 mm de espesor y, en cuanto a las segundas, debe haber dos vidrios con una cámara de aire seco de varios milímetros de grosor. En este caso es necesario que el marco y la ventana estén correctamente unidos, con tiras elásticas que bloqueen el paso del sonido.  

Sin embargo, si no cuentas con mucho presupuesto o no quieres iniciar obras en casa, hay algunas ideas muy sencillas para aislar tu dormitorio de los sonidos de fuera. Por ejemplo, puedes colocar una alfombra (preferiblemente de pelo alto de lana o gruesa, pues son efectivas) o colocar en los rincones de la habitación tubos grandes de tela con esponja o fibra de vidrio dentro. Además, si forras la parte trasera de los cuadros con este último material también conseguirás reducir el ruido considerablemente.

¿Cuáles son los estilos más populares para el dormitorio?

Dormitorios modernos 

Para estar a la moda y seguir las últimas tendencias, un dormitorio moderno estándar tiene que ser luminoso y fresco, y cuenta en la mayoría de ocasiones con un suelo de madera, armarios elegantes y todos sus elementos en orden. Si estamos redecorando siguiendo este estilo, no nos equivocaremos si optamos por paredes blancas, mientras que la ropa de cama y las cortinas deben ir en general en tonos lisos y neutros, evitando los patrones o colores fuertes. Los muebles y accesorios, como las lámparas, deben ser discretos y prácticos, de forma que combinen con el patrón general de la habitación. Éste es un estilo al que se presta la mayoría de las casas contemporáneas, por lo que es práctico y fácil de lograr, así como agradable a la vista. No obstante, es necesario llevar el orden al día  para mantener ese aspecto de nuevo.

Dormitorios de estilo rústico 

El estilo rústico ofrece un ambiente relajado, auténtico y confortable. Complementado con piedra y vigas expuestas, es un estilo que saca lo mejor de las casas más antiguas, pero también puede ser utilizado para dotar a las viviendas modernas de individualidad y extravagancia. Idealmente, debe dar la impresión de que todo haya sido montado en el tiempo, gradualmente, o de que haya sido heredado: una cama de hierro forjado, una colcha de flores o una manta de tartán, una cómoda que ha sido pintada de nuevo o, tal vez, un montón de maletas antiguas que sirvan para el almacenamiento. Una chimenea con una pila de troncos junto a ella le dará el toque final para hacer nuestro dormitorio más chic.

Dormitorios de estilo escandinavo 

El estilo escandinavo se caracteriza por sus líneas limpias, maderas claras y tonos neutros -en detrimento de los toques caseros- para crear un ambiente sereno y hospitalario. Sus colores favoritos son suaves: en tonos magnolia, azules agrisados y verdes oliva. El estilo escandinavo se asocia también con el pino, ya que por lo general trae frescura a este estilo de decoración, pero se puede optar además por muebles blanqueados o  acabados en madera. Un ovillo de lana, una mecedora o un baúl de madera a los pies de la cama pueden ayudar a dar a la habitación un aire propio de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen.