Decoración de comedores

¿Qué hace que un comedor sea perfecto?

Para muchas personas, el comedor es la pieza central de la casa, el lugar en el que entretener a los invitados y compartir las comidas en familia. Debido a su importancia para el hogar, es esencial diseñar el comedor correctamente. Los comedores bien diseñados hacen mucho hincapié en el espacio disponible, pues este repercute sobre la manera en que distribuiremos el mobiliario, la iluminación y las piezas de almacenaje. Los buenos diseños también muestran una armonía impecable. Todo funciona en conjunto: desde la iluminación del techo hasta los suelos, las paredes y las mesas. Sin embargo, es verdad que “para gustos los colores”, y no existe un único comedor perfecto, sino una interminable variedad de diseños de interiores que se ajustan a las pasiones de las personas a las que sirven. 

¿Dónde puedo encontrar ideas e inspiración para diseñar mi comedor? 

Puede que estemos emocionados con la idea de diseñar nuestro nuevo comedor pero, ¿dónde debemos buscar información e inspiración? La plataforma homify ofrece una nueva manera de descubrir las últimas tendencias de diseño de interiores, permitiendo que cualquiera pueda elegir el estilo de comedor que más le convenga. En el momento que veamos un comedor que nos guste, con un solo clic podemos añadir la fotografía a nuestro libro de ideas. Los libros de ideas sirven para coleccionar imágenes que nos inspiran. En cualquier momento podemos añadir o eliminar fotografías, así como cambiar su orden manualmente. Además, los campos de texto que vienen predefinidos en los libros de ideas nos permiten incluir comentarios personales a nuestros proyectos favoritos. Los libros de ideas ya creados se almacenan automáticamente en nuestro perfil – ¡nunca fue tan fácil decorar nuestro comedor ideal! 

¿Cómo diseño mi comedor? 

Para diseñar nuestro comedor, debemos empezar por lo básico: ¿quién va a hacer uso de la habitación, y cómo de grande es ésta? Si necesitamos que nuestro comedor sea capaz de albergar un gran número de personas en determinados momentos (Navidad, un cumpleaños, etc.), podemos apostar por bancos paralelos a la pared o considerar la posibilidad de poner una mesa plegable en el caso de que contemos con poco espacio. Otro punto a considerar es el color. Un comedor debe ser acogedor, relajante, y tan delicioso a la vista como la comida que se sirve en él. Los colores fuertes y “ricos” pueden funcionar bien, pero los tonos más claros y tenues serán adecuados dependiendo del estado de ánimo que queramos crear. Debemos tratar de hacer un comedor accesible, donde se puedan traer y llevar los platos mientras que nuestros huéspedes se muevan con comodidad. El diseño ideal será por tanto  una mezcla de comodidad y estilo. 

¿Qué debo tener en cuenta en el diseño de mi comedor? 

Una cosa a tener en cuenta en el diseño de cualquier comedor es la iluminación. La mesa tiene que estar iluminada adecuadamente para que los alimentos reciban su mejor luz, pero tal vez no sea tan importante para iluminar aparadores o paredes, por lo que deberemos colocar lámparas que se centren en la mesa. Los materiales también son importantes. Los muebles de comedor no solo tienen que ser bonitos, sino también duraderos. Los niños pueden dañar fácilmente su tapicería y el vino tinto puede dejar manchas irreparables, así que sería mejor considerar el uso de materiales como la madera o compuestos para garantizar su durabilidad. Los pequeños detalles también pueden hacer la diferencia entre un espacio anodino y un diseño espectacular. Así que debemos pensar en cortinas, flores y adornos, pero tampoco exagerar. Ser selectivos también es importante en la elección de la decoración del comedor.

¿Qué colores elijo para mi comedor? 

Los contrastes parecen funcionar bien en los diseños de comedor que más triunfan. Los clásicos azules y rojos combinan perfectamente con techos blancos, sobre todo cuando se utilizan en combinación con elementos decorativos como revestimientos o molduras. Paredes blancas o color crema son perfectas para los comedores minimalistas o modernos, aunque corren el riesgo de resultar insípidas, por lo que es mejor si les añadimos un toque de color  con arreglos florales, por ejemplo. Tampoco es mala idea mantenernos alejados de colores demasiado chillones y llamativos. Comer es un placer que requiere un ambiente elegante y relajado, por lo que no queremos que nos dé un corte de digestión. Un comedor bien diseñado relajará a nuestros huéspedes, permitiéndoles pasar un rato agradable. 

Consejos para decorar mi comedor: 

La decoración puede marcar la diferencia entre un espacio impersonal y sin gracia y un comedor bonito y acogedor, así que debemos esforzarnos en elegir la decoración adecuada para nuestro comedor. Si por casualidad tenemos algún conjunto de porcelana o de menaje original, podemos combinarlos con las flores, las cortinas o los cuadros que tengamos en la habitación. El papel pintado es una fantástica manera de crear una apariencia más interesante, mientras que las pantallas de las lámparas también pueden convertirse en una parte integral del diseño del comedor. Algo que además nos puede ayudar es tener varias opciones de adornos de mesa a mano. Estos, como pueden ser las velas, se pueden alternar para pasar de una comida en familia a una cena romántica. 

¿Qué debo tener en cuenta al comprar los muebles del comedor? 

Nuestros muebles del comedor serán una parte crucial del diseño final de esta habitación, por lo que debemos elegirlos sabiamente. Necesitaremos sillas cómodas y resistentes que duren mucho tiempo y pueden soportar cualquier alimento o bebida que se derrame sobre ellas. No obstante, también tienen que ser atractivos y a juego con el diseño del comedor. Para los diseños rústicos, las sillas de madera maciza pueden ser una buena opción, al igual que los bancos en madera tallada, pero para los estilos modernos, el metal es a menudo el mejor material que podemos elegir. La mesa será generalmente de madera o con un tablero de cristal, y tiene que ser lo suficientemente elegante como para actuar como punto central de la habitación. Eso no quiere decir que las mesas plegables o con alas son inapropiadas, pues si no tenemos suficiente espacio estas son la solución más adecuada.

¿Qué ocurre si mi comedor es demasiado pequeño? 

Como ocurre con cualquier otra habitación de la casa, tener un comedor pequeño presenta algunos desafíos. Con el enfoque adecuado, sin embargo, los metros cuadrados no tendrán ninguna influencia sobre lo cómodo y acogedor que será nuestro comedor. Primero debemos comenzar con el color: mejor utilizar tonos más claros y asegurarnos de que la habitación está bien iluminada. Esto hará que nuestro comedor se convierta  -al menos visualmente- en un lugar fresco y espacioso. La forma en que distribuyamos los asientos también es importante. Los bancos alrededor de las paredes pueden darnos más espacio y crear un rincón de almacenamiento adicional, así como plegar la mesa cuando no se sirven comidas. También podemos colocar molduras o bloques de colores en las paredes. De esta forma, haremos que estas parezcan más altas que si fueran totalmente lisas. 

¿Que estilo de decoración uso para mi comedor? 

Comedores de estilo rural 

Si nos gusta la tranquilidad y el encanto del campo, el estilo rural encaja a la perfección con  el diseño de nuestro comedor. Los comedores de estilo rural crean un ambiente tradicional a través de las mesas, sillas y suelos de madera maciza. Las paredes y techos de blanco impoluto contrastan con la madera y los colores vivos, mientras que las vigas de madera añaden autenticidad y los muebles blancos hechos a mano y las alfombras de felpa aportan un toque de elegancia adicional. 

Comedores de estilo moderno 

Los comedores modernos están a la última y siguen las tendencias más actuales en diseño de interiores, por lo que suelen ser fáciles de reformar y renovar. Los comedores modernos utilizan elementos tales como mesas de cristal, sillas de metal elegantes y grandes ventanas para priorizar la luz natural. La energía que desprenden los comedores modernos se complementa generalmente por el uso inteligente de la decoración como, por ejemplo, piezas de arte modernas. 

Comedores de estilo ecléctico 

El estilo ecléctico es el más creativo de todos. Esencialmente, los comedores eclécticos son los que hacen una fusión salvaje e imaginativa de todos los estilos de decoración. Esto significa que paredes de colores conviven con suelos de madera, sillas de metal y alfombras de lujo. Esto puede provocar que los comedores eclécticos tengan un enormes éxito o sean un fracaso espectacular, así que debemos tener cuidado y encontrar el equilibrio adecuado.

Comedores de estilo escandinavo 

El diseño escandinavo es internacionalmente famoso por combinar el uso de materiales naturales y las técnicas de diseño más modernas. Los comedores escandinavos se caracterizan por usar en exceso la madera -desde la mesa y el suelo hasta los aparadores. La madera se complementa con las paredes de color blanco puro y mucha luz solar, y hay poca  decoración. La pureza, la elegancia y la moderación son, por tanto, las palabras claves que definen el estilo escandinavo. 

Comedores de estilo minimalista 

El minimalismo es el arte de lograr lo máximo con el esfuerzo mínimo posible. Esto significa escoger el diseño perfecto para las mesas y las sillas, de forma que no haya bordes ásperos. Los comedores minimalistas rara vez incluyen muebles mullidos o colores brillantes. Ellos tienden a incluir accesorios que se fundan con las paredes, tratando de reducir la apariencia de la habitación para lograr una exquisita armonía.