Casas de estilo rústico: ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

Calidez en las casas de estilo rústico

Quien más y quien menos ha soñado, en alguna ocasión, con un retiro en un paraje recóndito. Ya sea por la tranquilidad que evocan o por su capacidad para conectarnos con la naturaleza, las casas de campo son un escenario de película. Las construcciones que, por norma general asociamos con estampas bucólicas, tienden a dibujar habitaciones con un estilo rústico muy característico. No obstante, la evolución en el diseño de interiores y la necesidad de aplacar el ritmo frenético que el día a día impone en las grandes ciudades, ha propiciado que este tipo de propuestas abandonen el campo para trasladarse a los ambientes más cosmopolitas.

Las imponentes urbes esconden casas rústicas de gran belleza que, tras la apariencia de construcciones inmersas en la vorágine de la modernidad, la densidad de población o la ausencia de zonas verdes en sus alrededores, albergan interiores con el encanto de la tradición. No faltan, sin embargo, ejemplos de vivienda que se resisten a renunciar a la arquitectura propia de las míticas casas de campo y, en este sentido, se alzan en entornos urbanos diseños de una o dos plantas con jardín.

Materiales naturales, colores de la naturaleza, artesanía y espacios para la convivencia protagonizan unos diseños que buscan transmitir esa serenidad tan característica del estilo rústico.

¿Qué tipo de materiales y revestimientos utilizar en una casa rústica?

Una de las señas de identidad de las casas de estilo rústico es el amplio catálogo de materiales que visten sus interiores. La madera, extremadamente versátil, está presente en atmósferas en las que, la calidez, es un rasgo indispensable y son frecuentes las vigas fabricadas en esta materia prima de incuestionable belleza.

Tampoco los suelos escapan al encanto de la naturalidad de un material que, por otro lado, puede compartir protagonismo con las baldosas de cerámica de patrones tradicionales. Salones, dormitorios, baños, cocinas… Ninguna estancia de la casa escapa a una estampa que configura atmósferas acogedoras y con personalidad. La piedra en su versión más natural, completa el elenco de favoritos en materia de revestimientos, dándole a los ambientes de una casa rústica el atractivo de las viviendas de antaño aunque con matices.

Piezas llenas de tradición

No sólo los materiales son importantes en las casas rústicas. La decoración de sus interiores apuesta por un mobiliario plagado de piezas antiguas, arcones, elementos fabricados en fibras naturales, forja… En función de la estancia en la que nos encontremos, podremos encontrar accesorios decorativos característicos, como objetos de cobre o latón, así como textiles con estampados florales o patrones que evoquen el encanto de la tradición.

La madera sigue siendo protagonista en el capítulo del mobiliario que, en muchos casos, deja a la vista los efectos del paso del tiempo dándole un carácter propio. Alacenas o mesas con cajones fabricados en madera de pino, por ejemplo, son un recurso perfecto para una cocina rústica. Otro de los elementos habituales que suele formar parte de la estampa de una casa decorada al amparo de esta corriente es la chimenea, capaz de dotar a cualquier salón rústico de una calidez y fuerza incontestable.

Los colores de la naturaleza

Si se trata de trasladar la inspiración natural a los interiores de una casa rústica, la decoración no puede obviar la importancia del uso de los colores. Las tonalidades preferidas a la hora de crear atmósferas cargadas de tradición son aquellas que representan los elementos de la naturaleza. Los colores cálidos son imprescindibles, incluyendo una amplia gama de marrones, ocres, amarillos y tonos tierra. Tampoco faltan matices en verde e, incluso, ciertas pinceladas de azul en ciertos ambientes.

Por otro lado, es posible encontrar entre las propuestas decorativas motivos florares que, además de estar presentes en revestimientos en forma de papel pintado, por ejemplo, realcen el atractivo de cojines, mantas, colchas o cortinas.

Varias corrientes dentro de un mismo estilo

La capacidad para transmitir serenidad es una de las señas de identidad de las casas de estilo rústico aunque, dentro de esta corriente, existen diferentes alternativas que introducen ciertas licencias en la decoración. Entre las más populares puedes encontrar:

- Estilo rústico francés: Caracterizado por cierta inclinación al aspecto desgastado de los elementos decorativos, ya sean muebles o accesorios, textiles con alguna tara o pinturas sometidas al paso del tiempo.

- Estilo rústico americano: La ornamentación del mobiliario o la gran presencia de textiles son señas de identidad de la versión americana del estilo rústico que, entre sus ‘buques insignia’, introduce en sus ambientes la mecedora.  

- Estilo rústico inglés: La estética británica domina en las casas rústicas de corte inglés, escenarios donde la comodidad está más que representada en forma de los tradicionales sofás orejeros, el mítico Chesterfield o las imponentes librerías de madera.

- Estilo Mediterráneo: Los expertos más puristas hablan de la corriente mediterránea como un estilo propio aunque comparte con el encanto rústico el gusto por materiales como la madera o la piedra y los colores de la naturaleza. La inspiración marinera y ambientes llenos de frescura en tonos azules, marcan algunas de las diferencias con el estilo rústico.

Y tú ¿con cuál te quedas? Encuentra la inspiración que buscas para tu casa rústica en la amplia selección de proyectos de los profesionales de homify. ¡Bienvenido a la inspiración!