Baños: Ideas, diseños y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu baño?
    ¿Necesitas ayuda con tu baño?

¿Cómo diseño mi cuarto de baño? 

Existen diferentes estilos que pueden emplearse a la hora de diseñar o reformar un cuarto de baño. Pero antes de elegir materiales, colores o acabados, hemos de tener en cuenta también la funcionalidad. La estética y lo práctico han de simultanearse ya que, por muy bello que sea, si no es cómodo en su uso necesitará ser reformado en poco tiempo.

Comenzaremos por elegir la posición y el tipo de mueble y sanitario. ¿Queremos bañera o ducha? ¿Necesitamos reservar un espacio para el bidé o podemos prescindir de esta pieza? ¿Dónde colocaremos el almacenamiento, en un mueble bajo el lavabo o en una estantería colgada sobre la pared? Para responder a estas preguntas hay que fijarse en dónde se encuentran las tomas de agua y desagüe y así evitar obras de más envergadura. 

¿Bañera o ducha? 

Aunque las viviendas de hoy en día, al ser cada vez más pequeñas, no dan mucho margen para elegir, esta pregunta se repite muy frecuentemente entre aquellos que quieren diseñar su baño. Las ventajas de optar por una ducha son varias: una mayor accesibilidad (sobre todo para personas mayores o con movilidad reducida) y adaptabilidad al espacio y un menor consumo de agua, ya que cuando nos duchamos automáticamente gastamos menos agua (95 litros frente a los 250 litros de media que usamos si nos bañamos, según la OMS).

En cuanto a los pros de construir una bañera, son bastante obvios: la posibilidad de darnos un baño relajante y la bella estética que le aporta a tu espacio. Encima, si tenemos niños en casa, ¡la diversión para ellos está asegurada!

¿Qué colores debería emplear en el cuarto de baño? 

Antes de tomar decisiones precipitadas tenemos que considerar qué colores queremos que sean los predominantes. Y es que cambiar el estilo suele implicar hacer una reforma. Para facilitarnos la elección de los colores, podemos pensar en dos variantes diferentes; por un lado, los colores de fondo que mantendremos en el largo plazo y, por otra parte, las notas de color que podremos incluir a través de la decoración y el menaje y que pueden ser sustituibles más a menudo. Si el espacio es pequeño, se recomienda emplear colores claros, ya que los tonos blancos y cremas crean sensación de amplitud, al igual que ocurre si este está insuficientemente iluminado. Si buscamos crear uno elegante, los tonos oscuros combinados con colores claros son la opción perfecta. Una vez elegida la paleta de colores, ¿qué acabado queremos darle? Los más brillantes suelen estar asociados al lujo mientras que los mates suelen resultar más sofisticados y discretos. Pueden ser combinados para así crear un interesante juego con las texturas de los materiales.   

¿Qué material debería escoger para las paredes y el suelo? 

Aunque muchos de nosotros solo pensemos en alicatados a la hora de elegir un revestimiento para el baño, existen infinidad de materiales disponibles hoy en día en el mercado para cubrir las paredes y suelos. Antes de decantarnos por un material u otro tenemos que pensar en primera instancia en su funcionamiento, ya que hay algunos más adecuados que otros. Si bien el gres cerámico como decíamos destaca por su durabilidad y mantenimiento (además de guardar una relación calidad-precio bastante buena), la teca o el bambú o, si no se cuenta con tanto presupuesto, la madera de imitación o el vinilo puede ser otra opción que aporte calidez a los revestimientos de tu baño. Si estás dispuesto a hacer una inversión más elevada (a partir de 100€ el metro cuadrado), la resina, la piedra natural (como el mármol) o los guijarros son alternativas muy elegantes para suelos y paredes. Una vez informados de cuáles son más aptos, tendremos que considerar qué tipo de mantenimiento preferimos, ya que hay materiales más fáciles de limpiar que otros por su tipo o colocación. ¿Queremos que el revestimiento de nuestro baño tenga piezas pequeñas o un material sin juntas? ¿Un tono continuo o un mosaico de colores? Y, por otra parte, ¿qué tipo de estilo buscamos? Los baños rústicos están más asociados a la madera, mientras que en los baños modernos o minimalistas, el hormigón o el microcemento crean una estética muy futurista. 

¿Qué tipo de accesorios sirven para los cuartos de baño?

Los accesorios son los detalles que marcarán la diferencia en el diseño. Existen dos tipos de accesorios diferentes: los funcionales, como por ejemplo el espejo o las toallas, y los puramente decorativos.

Cuando contamos con un baño pequeño, el papel organizador de los accesorios es fundamental. Además, son perfectos para poner una nota de color y embellecer la estancia. Aunque siempre con moderación: no se deben poner demasiados o acabaremos recargando el espacio. 

La importancia de la iluminación 

A la hora de diseñar un cuarto de baño es imprescindible pensar en la iluminación. ¿Qué puntos deben ser iluminados? Un espacio poco iluminado resultará incómodo y poco funcional. Nuestro primer consejo: aprovecha la luz natural. Da calidez a la estancia y nos ayuda a ahorrar en la factura de la luz. Para ello, no obstaculices la entrada del sol con cortinas o cristales opacos ni colocando objetos enfrente de las ventanas.

En un espacio pequeño, será suficiente instalar una luz general y otra donde esté ubicado el espejo o tocador. Eso sí: tómate un tiempo para elegir las bombillas. Las halógenas son ideales para la zona del espejo y las de bajo consumo reducirán este entre un 50 y un 80%.

Reformas de baños – busca ayuda profesional 

Antes de comenzar a diseñar tu cuarto de baño es necesario planificar etapa a etapa y consultar con los especialistas adecuados. Diseñadores, decoradores, albañiles o fontaneros, son muchos los agentes implicados a la hora de construirlo. Compartir ideas y conocer la opinión de los expertos, planificar los plazos de ejecución y consultar los presupuestos serán los primeros pasos cuando estés pensando en reformarlo. 

Estos son los pasos fundamentales que debes dar durante el proceso: 

1. Planificación y organización: Antes que nada debes definir exactamente qué cambios quieres realizar y cuánto presupuesto cuentas para ello, ya que lo más probable es que tengas que recurrir a manos expertas para que te den una estimación sobre cuánto tiempo y dinero tendrás que invertir y, sobre todo, de qué maneras podrás sacar partido al espacio. 

2. Elección de los nuevos elementos: ¿Vas a introducir un plato de ducha en lugar de una bañera, construir una mampara, o por el contrario vas a cambiar por completo el revestimiento? En este punto debes informarte bien de los distintos tipos de elementos que hay y comparar modelos y precios. 

3. Haz de tu baño un lugar seguro: Cúrate en salud e invierte en seguridad instalando suelos antideslizantes y puntos de apoyo por el baño. ¡Nunca se sabe cuándo los vamos a necesitar! 

4. Instala un ventilador extractor: Ayudará a que no se generen malos olores. 

¿Cuáles son los estilos más populares para baños? 

Baños minimalistas: Los de estilo minimalista se caracterizan por tener líneas rectas, volúmenes puros, paletas de colores reducidas y, sobre todo, por la sencillez. Por algo su lema no es otro que el tan famoso “menos es más”. La decoración minimalista prima la parte funcional y nunca debe ser abundante. Revestimientos de tipo continuo, así como duchas a ras del suelo suelen ser elementos que nunca faltan. 

Baños de estilo moderno: Los baños modernos pueden ser coloridos, lisos o encontrarse a medio camino entre ambos. Sin embargo, para poder ser considerados como tal deberán seguir las últimas tendencias en cuestión de sanitarios, mobiliario o materiales y, por supuesto, estar siempre dispuesto a cambiar de aires para no caer en convencionalismos.

¿Dónde puedo encontrar ideas e inspiración para diseñar baños? 

De baños clásicos a modernos, de eclécticos a minimalistas, ¡en esta sección rebosan las ideas para encontrar la inspiración! Cuando veas un modelo que te guste tan solo necesitas hacer un clic para guardar la foto en un libro de ideas. Los libros de ideas de homify son como un álbum virtual donde coleccionar de manera sencilla tus imágenes favoritas para poder consultarlas siempre que queramos. También se puede añadir texto, y así anotar nuestras impresiones o ideas para que no caigan en el olvido. Los libros de ideas que se crean se guardan automáticamente en el perfil de cada usuario, y están siempre a mano cuando los necesitamos.