Cómo hacer un carillón de viento con materiales reciclados | homify

Cómo hacer un carillón de viento con materiales reciclados

davdsant Avatar davdsant

Materiales

  • 3 Latas
  • Pintura acrílica o en aerosol
  • Alicates
  • Destornillador eléctrico
  • Hilo de pescar
  • Cristal

Descripción

Hay muchas formas diferentes de hacer un carillón de viento con materiales reciclados, en este tutorial haremos uno muy simple y fácil reciclando latas. Los carillones de viento son calmantes y relajantes y por ello vale la pena tomarse un tiempo para hacer este carillón de viento.

Coste
30 minutosDificultadFácil

Paso 1: Reúne las latas para el carillón de viento

Necesitarás al menos 3 latas de diferentes tamaños que puedan caber entre sí. Pueden ser de muy diferentes tipos, de comida enlatada, de pintura,… Asegúrate de limpiarlos antes de comenzar. Luego, dobla los bordes afilados de la lata con la ayuda de un alicate.


Paso 2: Haz un agujero en las latas

En el medio de la parte inferior de cada lata puedes hacer un agujero con el destornillador eléctrico o un punzón. Si usas hilo de pescar entonces mejor usa un punzón pequeño, pero también puedes usar una cuerda, por lo que necesitarás un agujero más grande.


Paso 3: Cómo pintar latas

Puedes pintarlos con pintura en aerosol o pintura acrílica. Si pintas con pintura acrílica, deberás darle al menos tres capas de pintura.


Paso 4: Coloca las latas

Introduce el hilo de pescar a través de los agujeros de las latas para unirlas. En la parte superior debe haber una cuerda larga para colgar el carillón de viento. Después, haz un nudo en el hilo de pescar de dentro de las latas para que queden en su lugar. Coloca una lata dentro de la otra asegurándote de que se superpongan.


Paso 5: Coloca un cristal en el cari´llón de viento

Al final del carillón de viento, debes poner algo pesado para que el viento pueda mover la cuerda hacia adentro y mover las latas. En lugar de un cristal, puedes usar una piedra por ejemplo.


Paso 6: Cuelga el carillón de viento

Coge tu carillón de viento y cuélgalo en tu balcón o cerca de una ventana para que cuando sople el viento, las latas se muevan y puedas escuchar una melodía encantadora y relajante.

¿Te gusta este proyecto?

Comentarios