Aprende ya a hacer incienso natural | homify
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:3648:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

Aprende ya a hacer incienso natural

Pau Lluch Avatar Pau Lluch

Materiales

  • Hierbas
  • Tijeras
  • Cordón de algodón
  • Incensario

Descripción

¿Te has imaginado alguna vez hacer tu propio incienso casero y natural? Gracias a los inciensos podemos disfrutar de una buena fragancia en casa, podemos purificar el ambiente de las energías negativas y es perfecto si queremos hacer yoga o meditación. Te presento en este proyecto para que aprendas cómo puedes hacer incienso natural en casa, ya verás que la fabricación de incienso natural es más fácil de lo que piensas.

Coste
1 horaDificultadFácil

Paso 1: Las hierbas

Elige las hierbas que quieras usar, te recomiendo que sean de origen orgánico y no uses durante su crecimiento ningún químico. Las usaremos frescas.

Paso 2: Las cortamos

Empezaremos cortando las hierbas a unos 10 cm de longitud. Una vez cortadas únelas y átalas con una cuerda de forme que quede bien sujeto, esto es muy importante pues una vez que estén secas se podrá quemar mejor.

Paso 3: A secar

Ahora tendremos que dejar secar los manojos en un espacio que se encuentre ventilado. Normalmente a las dos semanas ya estará seco y podrás quemarlo.

Paso 4: Purifica

Al encender el incienso necesitarás un incensario, para ello colócalo en una superficie lejos de cualquier material inflamable. Usa una cerilla para quemar el incienso y no un mechero. Comenzarás por la punta después del último nudo. Mantén la cerilla hasta que el incienso se pueda encender por completo, porque sino se apagará continuamente. Si estás buscando purificar la energía de tu casa camina a lo largo de las habitaciones con el incienso en la mano y asegúrate de tener las ventanas abiertas para que todas las energías negativas se vayan. Después, deja el resto del incienso que quedan para que termine de quemarse.

Paso 5: Guárdalo

En el caso de que no quieras quemar de una vez todo el incienso puedes apagarlo y volver a encenderlo cuando lo quieras de nuevo utilizar. Eso sí al guardarlo asegúrate bien de que está apagado para evitar un accidente.

¿Te gusta este proyecto?

Comentarios