Cocinas de estilo industrial de Cassidy Hughes Interior Design

Dónde encontrar cocinas baratas

Dónde encontrar cocinas baratas

Encuentra tu estilo con las mejores ideas de diseño y decoración de cocinas baratas. Inspírate con imágenes de cocinas y contacta al experto ideal para la tuya.
Encuentra tu estilo con las mejores ideas de diseño y decoración de cocinas baratas. Inspírate con imágenes de cocinas y contacta al experto ideal para la tuya.

¿Acabas de construir tu casa y no sabes qué diseño de cocinas elegir para tu hogar? ¿Estás renovando algunos espacios de tu piso, no tienes mucho presupuesto para la cocina y te gustaría saber más sobre las posibilidades de las cocinas baratas? ¿Te gustaría rediseñar el aspecto de tu cocina con un estilo nuevo y de manera económica? La cocina es una habitación fundamental de la casa en la que cada miembro de la familia realiza multitud de actividades diarias, desde hacer la comida o la cena hasta desayunar, sentarse a tomar un café o incluso hacer los deberes. Por eso, el diseño de cocinas no debe tomarse a la ligera, sino que debe constituir un proceso de planificación y reflexión sobre las características del espacio en concreto, los gustos de los usuarios y el presupuesto destinado a la actividad. A continuación te ofrecemos información sobre cómo diseñar una cocina en función de su amplitud, qué estilos puedes aplicarles y cómo ahorrar durante el proceso.

¿Qué factores debo tener en cuenta antes de diseñar mi cocina?

Como ya hemos apuntado, los aspectos sobre los que tendrás que reflexionar son el espacio disponible, los gustos de los habitantes de la casa y el presupuesto.

En relación con la amplitud de la habitación, es preciso que estudies las posibilidades potenciales de la cocina para averiguar qué tipo de diseño resulta más adecuado y funcional. En el caso de las cocinas pequeñas, el diseño habrá de ser, evidentemente, más compacto y limitado que en el de las cocinas grandes; aun así podrás seguir incluyendo los elementos más básicos y fundamentales, como los muebles de cocina necesarios, las herramientas y los aparatos de cocina que se utilizan diariamente. Algunos trucos que puedes emplear para sacarle mayor partido y potenciar su amplitud son:

- En lugar de colocar una gran mesa de comedor para comer y cenar en la cocina, ¿por qué no pones una mesita más pequeña para desayunar y dejas la mesa grande para el comedor o el salón? Quizás te resulte algo más incómodo lo de llevar y traer los platos de la cocina al comedor, pero verás que ganas en posibilidad de movimiento y holgura en tu cocina pequeña.

- Si crees que te vendría bien disponer de mayor extensión de superficies, en vez de tener todos tus aparatos electrodomésticos pequeños sobre la encimera, recoge los que menos utilizas o solo usas de vez en cuando en la alacena o en un armario de la cocina. De esta manera, ganarás espacio para disponer los alimentos que vas a preparar y hacer la comida de forma más cómoda.

- Utiliza todos los huecos y espacios sin usar para almacenar herramientas y alimentos. No te sugerimos que apiles botes y cajas en un rincón, sino que instales estantes y muebles a medida que se ajusten al espacio disponible, de manera que harás que los huecos sean útiles en forma de almacenamiento inteligente y, además, mantendrás la cocina siempre despejada.

En cuanto a los gustos de los usuarios, existe una multitud de diseños que puedes poner en práctica en tu cocina. Por ejemplo, encontramos el grupo de las cocinas modernas, en las que se prefieren los espacios despejados, las soluciones de almacenamiento eficientes y los colores suaves y los cromados. Estas cocinas presentan elementos característicos, como las islas de cocina en el centro del espacio, que hacen la función de mesa alta para comer, de encimera con cajones o para instalar la vitrocerámica; armarios para la vajilla con puertas de cristal translúcido y marcos metálicos, lámparas colgantes cromadas de diseño, herramientas y sillas ergonómicas, grifos cromados con chorros de distinta intensidad; encimeras de piedra brillante; persianas inteligentes, etc. Por otro lado, encontramos las cocinas rústicas, cuyos rasgos encajan mejor con personalidades más tradicionales. En estos tipos de cocinas predominan los artículos y las estructuras de madera y de piedra natural y los muebles de cocina evocan otra época y a las cocinas de las casas rurales. Se prefieren fogones de gas en vez de vitrocerámicas y la pared de las encimeras está revestida con azulejos con motivos y colores delicados. En uno de los lados de la habitación, se encuentra una mesita redonda para desayunar combinada con sillas de la misma madera y tapizado con estampado floral, a juego con el mantel y las servilletas. La ventana luce macetas pequeñas con flores en la repisa y cortinas con visillos. 

Por último, en lo relativo al presupuesto, este aspecto también depende individualmente de cada propietario sin importar el tamaño de la cocina, pero con un impacto en el diseño y el estilo, evidentemente. A pesar de que un presupuesto reducido limita mucho las posibilidades de diseño, también se pueden conseguir cocinas baratas con decoración y un equipamiento de buen gusto.

En un principio, te recomendamos que, aunque desees invertir en cocinas baratas, no escatimes en los elementos y electrodomésticos fundamentales, como la vitrocerámica, el frigorífico y unas encimeras resistentes, ya que las opciones más económicas se corresponden normalmente con las menos resistentes al uso diario. De esta manera, comprobarás que tendrás que renovar el espacio más a menudo, invirtiendo en un presupuesto otra vez, por lo que las cocinas baratas inicialmente pueden convertirse en caras a largo plazo. Aquí te contamos algunos trucos para ahorrar en el diseño de cocinas baratas:

- Habrá algunas tareas para las que tengas que recurrir a un profesional, como un fontanero para la toma de agua del fregadero y un electricista para el cableado y los enchufes para todos los electrodomésticos. Pero habrá otras muchas labores que podrás hacer tú mismo, como pintar las paredes o instalar los muebles.

- Compra muebles de cocinas baratos en grandes superficies como Ikea o Leroy Merlin, que normalmente vienen desmontados para un transporte más sencillo y, así, resultan más económicos. En estos lugares encontrarás una oferta muy amplia para todo tipo de muebles, como mesas altas y bajas, sillas de cocina, armarios colgantes, módulos de cocina con cajoneras integradas, estanterías de cocina con distintos diseños y soluciones de almacenamiento como muebles auxiliares con ruedas.

- Para encontrar muebles de cocina baratos, acude también a tiendas de segunda mano, que normalmente ofrecen muebles con buen aspecto y en buen estado con un precio muy rebajado.

- Por último, siempre puedes comprar lo más básico para equipar tu cocina y esperar a las temporadas de rebajas para completar el aspecto del espacio.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis