Paisajismo de interiores de estilo  de EVRGREEN Vertriebs GmbH

Pon un bonsái en tu vida

Pon un bonsái en tu vida

Practica tus habilidades de jardinería poniendo un bonsái en tu hogar. Inspírate con imágenes de jardines japoneses y encuentra la paz interior.
Practica tus habilidades de jardinería poniendo un bonsái en tu hogar. Inspírate con imágenes de jardines japoneses y encuentra la paz interior.

¿Crees que a tu jardín le vendría bien un diseño innovador? ¿Te gustaría que tus espacios verdes tuvieran un atractivo aspecto que recordara a un tranquilo jardín japonés? Si te estás planteando estas cuestiones, quizás sea el momento perfecto para considerar la incorporación de bonsáis a tus extensiones al aire libre. Esta idea le dará un aire completamente nuevo y llamativo con el que podrás crear un ambiente oriental, perfecto para albergar reuniones con tus familiares y amigos, fiestas íntimas o sesiones de yoga y meditación. No obstante, antes de lanzarte a adquirir estas plantas, existe una serie de aspectos que debes considerar; a continuación te ofrecemos información sobre ellas para que elijas las más adecuadas y conozcas las rutinas de cuidados específicos de estos pequeños árboles.

¿Qué tipo de bonsái debería elegir?

Al fin y al cabo, es una planta decorativa más, por eso, tendrás que aplicar los mismos criterios que cuando elegiste tus demás plantas, los árboles y los arbustos en tu propiedad. Existen dos tipos fundamentales: los tradicionales, que son de exterior y son capaces de adaptarse tanto a los meses cálidos como a los fríos del año, y los de interiores, que son especies tropicales y subtropicales que necesitan un ambiente cálido durante el invierno. Así, el tradicional puede instalarse en el jardín y se desarrollará a su manera con el cambio estacional y las variaciones de temperaturas y de intensidad lumínica, mientras que el de interior se acostumbra a una temperatura regular y a unas condiciones medioambientales que varían poco. Se trata de dos clases muy diferentes y, por tanto, es importante que conozcamos sus cuidados específicos para que se desarrollen bien y sobrevivan correctamente.

Además, existen diversos tipos en función de su tamaño y, así, distinguimos los siguientes:

Bonsái en miniatura: por debajo de 15 centímetros.

Bonsái pequeño: de 15 a 30 centímetros.

Bonsái mediano: de 31 a 60 centímetros.

Bonsái grande: más de 60 centímetros.

Cuidados para el bonsái de interior

Estos son un elemento muy decorativo que le dará un toque muy especial a los espacios comunes como el salón o la sala de estar; no obstante, si no se cuidan correctamente, no podrán lucir un aspecto sano y atractivo para las miradas. Los cuidados de este tipo de planta específico no pueden ser iguales a los de cualquier maceta que tengamos en casa, principalmente porque, al estar plantados en maceteros pequeños, tienen una capacidad limitada para conservar nutrientes y agua. Además, los árboles tropicales y subtropicales, como son los bonsái de interior, necesitan mucha luz, una temperatura cálida constante y mucha humedad, lo cual no es fácil de garantizar todo el tiempo en el interior de una casa. Los principales aspectos que deberás controlar son:

La luz: la falta de una cantidad de luz intensa afecta al crecimiento y la robustez de la planta. Por eso, debes colocarla siempre en un lugar luminoso, como al lado de una ventana donde tenga exposición directa. También puedes ayudarlo con métodos de iluminación artificial, como la fluorescente o una pequeña bombilla conectada durante la mayor parte del día.

La humedad: como estas plantas necesitan una humedad muy alta, coloca un recipiente con agua cerca de ellas y pulveriza el árbol con agua varias veces al día. No riegues en profundidad con demasiada frecuencia, solo cuando sea necesario.

La temperatura: debes protegerla de las bajas temperaturas exteriores, por eso deben colocarse en habitaciones que reciban mucha luz exterior y, por tanto, sean más cálidas de manera constante.

La poda: puede ser de mantenimiento para destacar la forma deseada o drástica para crear un estilo desde el principio.

Cuidados de bonsái de exterior

Lo ideal sería estudiar las características de tu clima en concreto y elegir una especie autóctona, ya que así sabrás que, casi con total seguridad, el árbol agarrará bien y se desarrollará correctamente en su entorno. Aun así, existen especies que deberán protegerse contra las heladas. Te señalamos algunas especies populares en función de las distintas áreas:

Si vives en una zona de clima mediterráneo, no tendrás que preocuparte tanto por las heladas sino por la intensidad del sol. Las especies más comunes son el olivo, el granado y el alcornoque, y el arce japonés puede adaptarse bastante bien.

En áreas de clima oceánico continental, con veranos calurosos y húmedos e inviernos fríos, tendrás que protegerlos con una media sombra en verano y con cubiertas en invierno. Además, si la humedad es muy alta, tendrás que plantar estos árboles sobre una superficie muy drenante.

¿Cómo puedo integrarlo en mi diseño de jardines?

Integrar estos pequeños árboles en tu jardín no debería resultar una tarea demasiado complicada, ya que, por lo general, se verán rodeados de vegetación de otros tipos. Puedes optar por un grupo de bonsáis de la misma especie sin que tenga un aspecto aburrido, ya que puedes darle una forma distinta a cada uno, o mezclar de distintos tipos para presentar un estilo más ecléctico.

Resultan un elemento fundamental en el diseño de cualquier jardín zen, ya que no solo su presencia te traerá una sensación de paz, sino que su cuidado te hará sentirte más completo y realizado. Puedes utilizarlos para definir un área en la que practicar yoga, pilates o meditación al aire libre, colocar un par de ellos a los lados del banco donde te sientas a disfrutar de tus mejores libros o colocar un solo bonsái de buen tamaño en el centro de la explanada para establecer un punto de enfoque concreto. También puedes intercalarlos con arbustos y árboles de otros tamaños si te decantas por los diseños modernos y asimétricos.

Asimismo, también puedes incorporar estos árboles a tu jardín de invierno ya que, por su tamaño, no tendrás problema al colocarlo y le darán un aspecto muy llamativo e innovador al espacio. Además, las características ambientales de los jardines de invierno o de los invernaderos son compatibles con las especies de interior, solo tienes que asegurarte de que los aspectos que te comentábamos más arriba están bajo control.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!