Locales gastronómicos: Diseños y decoración

  1. Restaurante de comida rápida: Locales gastronómicos de estilo  de www.rocio-olmo.com
  2. La Petite Brioche: Locales gastronómicos de estilo  de Binomio Estudio
  3. Carnicería Corella: Locales gastronómicos de estilo  de Sandra Tarruella Interioristas
  4. El Taller | Standal Diseño locales comerciales: Locales gastronómicos de estilo  de Standal
  5. Mobiliario cafetería: Locales gastronómicos de estilo  de Vil.la Pingüí
  6. La Pepita Burger Bar : Locales gastronómicos de estilo  de ADC Espacios
  7. Taperia Adechape: Locales gastronómicos de estilo  de E&P  Arquitectos
  8. Restaurante Japonés: Locales gastronómicos de estilo  de Madariaga & Brujó
  9. Restaurante Japonés: Locales gastronómicos de estilo  de Madariaga & Brujó
  10. Emplazados en Adra: Locales gastronómicos de estilo  de EXarchitects.com
  11. Vista de unos de los salones en planta baja: Locales gastronómicos de estilo  de Duart-Vila Arquitectes S.L.P.
  12. Cafeteria Milk Way Barcelona: Locales gastronómicos de estilo  de Standal
  13. Masia Can Ribalta: Locales gastronómicos de estilo  de Xavier Martin Spaces & Sensations
  14. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  15. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  16. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  17. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  18. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  19. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  20. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  21. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  22. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  23. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  24. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  25. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  26. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  27. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  28. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  29. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  30. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara
  31. Restaurante y cafetería Hotel Buenos Aires: Locales gastronómicos de estilo  de Interiorismo  & Diseño Francisco Javier Menéndez Cámara

Diseño de locales gastronómicos

Los espacios gastronómicos al uso han ido desapareciendo para darle paso a nuevos ambientes de hostelería más originales, versátiles y con su propio sello de identidad. Así aparecen desde restaurantes dentro de galerías de arte, hasta espacios de coworking que son a su vez cafeterías y salas de reuniones.

La gastronomía se ha fusionado con muchos ámbitos de la vida cotidiana y de ahí que el diseño de los espacios destinados a ella vaya evolucionando continuamente y explorando diferentes líneas.

Lo que queda claro en todo momento es que existen ciertas particularidades que las superficies gastronómicas deben respetar. En primer lugar están los principios sanitarios que se deben ver reflejados en el entorno. Luego está la calidad del servicio, que en este sector es especialmente exigente, ya que al tratarse de alimentos y bebida se deben respetar al detalle los tiempos y formas de preparación, y tanto el personal como las condiciones del espacio tienen que trabajar mano a mano para dar con la fórmula perfecta.

Locales gastronómicos pensados para todos los sentidos

Durante mucho tiempo se ha asociado la oferta gastronómica solo con el paladar. Desde la antigua Roma hasta la aparición de los primeros restaurantes en el siglo XVII han existido tabernas, pensiones y otros espacios similares en los que se ofrecían comidas y el único reclamo era saciar el hambre.

En la actualidad nos encontramos ante un panorama completamente distinto. Buscamos consumir experiencias en las que todos nuestros sentidos se involucren y la gastronomía no se escapa a esta tendencia. Los espacios gastronómicos se han convertido en una experiencia. No hay más que ver propuestas como el famoso restaurante/laboratorio El Bulli de Ferrán Adrià, o el crecimiento de cafeterías y restaurantes que aspiran a diferenciarse de la competencia a través de su concepto espacial y el uso del mobiliario, formas, texturas, colores, aromas y sonidos para generar un vínculo con todos los sentidos

La gastronomía no puede evolucionar al margen de las tendencias de mercado y este es uno de los puntos de partida a la hora de diseñar un espacio de restauración. Hay que identificar el mercado al que va dirigido el lugar y, a partir de aquí, se irá definiendo cómo construir y diseñar el espacio aunando la practicidad con el concepto visual. Es fundamental que el interiorismo comercial no se centre en los deseos de los proyectistas sino en la experiencia que se le quiere brindar al cliente.

La gastronomía: entorno, cromatismo e identidad

Otra cuestión que no podemos pasar por alto al proyectar un espacio gastronómico es su vínculo con el entorno en el que se encuentra ubicado. El sector de la hostelería es uno de los más competitivos y el éxito de un negocio depende de su capacidad para encajar en el espacio y satisfacer al público que lo frecuenta de forma sostenida. El riesgo más frecuente que enfrentan los locales hosteleros es convertirse en una moda pasajera y no conseguir fidelizar a su público.

Es de suma importancia que el interiorismo tenga muy presente esta realidad y que se elabore el proyecto pensando en cómo el diseño apoyará a la oferta culinaria y, a la vez, encajará en el ámbito geográfico en el que se localiza.

Después de resolver este punto, es la hora de centrarse en la identidad del local y se puede pasar a jugar con la alquimia de elementos de diseño. En este momento las formas y el cromatismo pasan a ocupar un lugar muy importante dentro del proyecto. El estudio cromático tanto de la iluminación, como del mobiliario y de los elementos que se utilizarán para la presentación de los platos y bebidas es fundamental.

El concepto cromático en la hostelería funciona no solo como herramienta estética, sino como un apoyo subliminal para despertar el apetito o crear un espacio distendido y confortable para disfrutar de una bebida y de buena compañía.

Podemos apostar por enfocar el diseño en el pilar cultural según el tipo de cocina que se ofrece; en la promesa de producto o servicio da, por ejemplo, una cafetería solo con productos locales que defiende la sostenibilidad alimentaria; o en las prestaciones añadidas del espacio, por ejemplo, un bar lounge con camas y hamacas para relajarse después de una jornada de trabajo.

Sin embargo, sea cual sea la línea que decidamos seguir a la hora de diseñar un local gastronómico, no podemos trabajar al margen de su filosofía. El diseño tiene que ser un recipiente, una expresión física que le da valor al contenido, al corazón del negocio. Si se pierde esto de vista, estaremos ante una propuesta vacía de sentido y no conseguiremos destacar como oferta gastronómica.